El cáncer de hígado o hepatocarcinoma es uno de los tumores más frecuentes en el mundo y tercera causa de fallecimiento por cáncer.

En España se diagnosticaron 6.499 nuevos casos de cáncer hepático en 2019: 4.869 en varones y 1.630 en mujeres.

La comunidad científica ha actualizado los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento del carcinoma hepatocelular en una nueva Guía Clínica del Sistema Nacional de Salud. Este proyecto ha sido liderado por el Dr. Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de Clínica Universidad de Navarra, junto al Dr. Jordi Bruix (Hospital Clinic de Barcelona), y en el que han participado otros especialistas de Clínica Universidad de Navarra.

Tal y como indica el Dr. Sangro, para la prevención de este tipo de tumor se ha de reducir la exposición de los principales factores de riesgo (en España, la causa más frecuente es la enfermedad hepática crónica de larga evolución) y recomienda, a través de este documento, el uso de los nuevos fármacos que mejoran la supervivencia de estos pacientes y que ya cuentan con la aprobación europea, nuevas indicaciones para la intervención quirúrgica, y defiende la prevención primaria a través de la curación de la hepatitis C y el control de los factores de riesgo metabólico asociados a la enfermedad hepática grasa.

6 consejos para prevenir el cáncer hepatocelular

Clínica Universidad de Navarra ofrecen las siguientes recomendaciones frente al cáncer de hígado:

  1. Vacunación. Vacunarse contra el virus de la hepatitis B. Desde hace años ya se realiza en recién nacidos, pero muchos adultos aún no se han vacunado.
  2. Erradicar la hepatitis C. Se trata de una infección crónica que hoy día se cura en la gran mayoría de los pacientes con un tratamiento recortado y bien tolerado. “Identificar a los pacientes infectados para tratarlos es una manera de prevenir la aparición del cáncer”, señalan.
  3. Reducir el consumo de alcohol. El alcohol es uno de los principales factores de riesgo, sobre todo en España. Por ello, el control del consumo de bebidas alcohólicas, especialmente el consumo diario de cantidades que a veces no parecen excesivas, ayuda a cuidar el hígado.
  4. Peso adecuado. Se ha demostrado que la diabetes mellitus y otros factores asociados al síndrome metabólico, como la obesidad o la hipercolesterolemia, están relacionados con el incremento de la incidencia de cáncer de hígado.
  5. No fumar: el tabaco también incrementa el riesgo de padecer este tipo de cáncer. Dejar este hábito ayudará a reducirlo.
  6. Control y seguimiento de enfermedades hepáticas crónicas. La cirrosis, de cualquier origen (por alcohol o trastornos metabólicos), es la causa más frecuente de este cáncer. Por eso, es importante diagnosticarla a tiempo, tratarla adecuadamente y seguir planes de cribado para este tumor, con ecografías cada seis meses. “De esta manera, si aparece un tumor, las posibilidades de curarlo son mucho más altas”, añaden.

Cáncer de hígado: opciones de tratamiento

En muchos casos, el cáncer de hígado no presenta síntomas hasta etapas muy tardías de su desarrollo.

Hemorragias o la obstrucción de la vía biliar son algunos de sus excepcionales indicios que pueden advertir de su presencia. Cuando los tumores van aumentando su tamaño, sin ocasionar problemas, producen cansancio intenso, falta de apetito, pérdida inmotivada de peso, dolor debajo de las costillas derechas o picores. Por eso, ante cualquier señal, debe acudirse al especialista.

“En los últimos años se han desarrollado fármacos capaces de actuar en las distintas etapas de la enfermedad”, explican desde Clínica Universidad de Navarra que tiene más de 25 años de experiencia en el tratamiento de este tumor, es el centro que se sitúa a la cabeza de la investigación en esta área (al conocer, por ejemplo, los mecanismos que bloquean las etapas previas del cáncer de hígado, o al estudiar una nueva terapia contra esta patología), y donde aplican un amplio abanico de tratamientos, como la cirugía de resección, la ablación por radiofrecuencia, el trasplante hepático, o la radioembolización con microesferas.

La radioembolización con microesferas de Ytrio90 es uno de los tratamientos más destacados. “Supone una alternativa eficaz para aquellos casos en los que el hígado aloja varios tumores y no pueden ser extirpados“, explican. Esta terapia se dirige a los tumores hepáticos y lleva, directamente al hígado, millones de bolitas radioactivas microscópicas.

“Estas microesferas contienen el elemento radiactivo Ytrio90 que radia a una distancia muy corta (unos 2,4 mm). Al colocarlas cerca de las zona tumorales, permite controlar la zona de radiación, evitando daño en las zonas sanas, explican los especialistas del Área de Tumores de Hígado y Páncreas de Clínica Universidad de Navarra, uno de los pocos centros hospitalarios en España que aplica esta técnica que “aumenta en un 30% las posibilidades de realizar cirugía en los tumores hepáticos para intentar la extirpación lo más completa posible del tumor”.

Clínica Universidad de Navarra es además, centro de referencia a nivel europeo en la administración de este tratamiento.

Por otro lado, el trasplante hepático es otro de los abordajes que realiza Clínica Universidad de Navarra, referente nacional e internacional en numerosos procedimientos altamente especializados y el único centro privado de España en donde se realizan técnicas realmente complejas como trasplantes, como en este tipo de trasplante de hígado de donante vivo adulto en el que Clínica es uno de los centros hospitalarios en España más expertos.

En ocasiones, éste es “el único tratamiento curativo para enfermedades graves como la cirrosis, algunos tumores, anomalías hepáticas congénitas o trastornos metabólicos cuya deficiencia está en el hígado”, explican sus expertos.

ACUNSA, una compañía de seguros de salud única

ACUNSA, seguros de salud, garantiza a sus asegurados tratamientos y tecnología médica que, por su complejidad y coste, ninguna otra compañía de seguros de salud ofrece, basada en la alta especialización y en la investigación de Clínica Universidad de Navarra.

Dos ejemplos de ello son la cobertura de la radioembolización con microesferas de Ytrio90 o el trasplante entre vivos de hígado. Dos abordajes muy relevantes para el tratamiento del cáncer de hígado.

Descubra otra forma de asegurar la salud en acunsa.es.