La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de azúcar son elevados. Se presenta en el organismo cuando éste no produce insulina (diabetes mellitus tipo 1), o lo hace en poca cantidad (diabetes mellitus tipo 2).

Más de 422 millones de personas en todo el mundo padecen diabetes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En España, cada año se diagnostican 386.000 personas de diabetes mellitus tipo 2. La incidencia de este tipo de diabetes en la población adulta en 11,58 casos por cada 1.000 personas al año. Son datos del estudio di@bet.es, llevado a cabo entre 2016 y 2017, una iniciativa de CIBERDEM, la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes (FED).

Se prevé que la diabetes se convierta en el año 2030 en la séptima causa mundial de muerte. Por eso, desde Clínica Universidad de Navarra, sus especialistas recomiendan estar bien informados para prevenir y afrontar la llamada epidemia del Siglo XXI.

Diabetes, una enfermedad con graves complicaciones

El sobrepeso, la inactividad física, y los hábitos de vida sedentarios son cada vez más las principales causas de la diabetes.

La diabetes se produce cuando el páncreas deja de producir suficiente insulina, una hormona necesaria para regular el nivel de azúcar en sangre, o cuando el organismo no consigue utilizar la insulina que produce.

La insulina es fundamental en el organismo porque ayuda a que los azúcares de los alimentos que comemos lleguen a las células del cuerpo, donde se transforman en energía.

Cuando este fenómeno no se produce, la persona padece diabetes. La enfermedad afecta a la función de todos los órganos y sistemas del cuerpo.

El exceso de glucosa es perjudicial para el organismo y puede ocasionar complicaciones como cegueraproblemas cardiovasculares, debilitamiento muscular y cansancio, fallo renal o el pie diabético (pérdida de sensibilidad en los pies, por lo que el paciente no nota pequeñas lesiones que pueden acabar en infecciones y, en último, término gangrena, que puede conducir a la amputación).

Tres tipos de diabetes

Los especialistas de Clínica Universidad de Navarra señalan que existen tres tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1

Cuanto el organismo no produce suficiente insulina. Es más frecuente en menores de 30 años. Sus principales síntomas son: cansancio, pérdida de peso, sed intensa y continua producción de orina.

Diabetes tipo 2

El cuerpo no utiliza eficientemente la insulina y está muy relacionada con la obesidad. Entre el 80-90 % de los casos de diabetes son de este tipo.

Diabetes gestacionales

Suele presentarse en una etapa avanzada del embarazo, por los cambios hormonales que dificultan la correcta acción de la insulina. Llega a afectar alrededor del 4 % de las mujeres embarazadas.

Consejos ante la diabetes

La diabetes tipo 1 no puede prevenirse, pero sí la diabetes tipo 2. Por ello, las personas que tienen riesgo de padecerla pueden disminuir la posibilidad con una correcta alimentación y ejercicio físico.

  1. Dieta equilibrada. La dieta equilibrada es fundamental en el control y prevención de esta enfermedad. Por ejemplo, el consumo de hidratos de carbono ha de ser menor al 50% de los alimentos que se ingieran.
  2. Limitar los azúcares de absorción rápida.
  3. Poner en práctica dietas hipocalóricas cuando existe sobrepeso.
  4. Ejercicio físico: ayuda a perder peso, reduce los niveles de glucosa al incrementar la eficacia de la insulina, y es una buena prevención y tratamiento de la enfermedad cardiovascular.