La glándula tiroides es una glándula que se encuentra en la parte frontal del cuello, forma parte del sistema endocrino y fabrica hormonas. Por ello, tiene un papel fundamental en nuestro organismo y metabolismo.

Un nódulo tiroideo es un crecimiento en la glándula tiroides, que se encuentra en la parte frontal del cuello. En la gran mayoría de casos, los nódulos tiroideos no producen síntoma alguno, salvo la posible evidencia de un abultamiento“, explican los especialistas de Clínica Universidad de Navarra.

La mayoría de los nódulos tiroideos mantienen un comportamiento estable, pero es necesario realizar revisiones médicas periódicas que permitan detectar precozmente alteraciones en el tamaño, cambio de sus características morfológicas o variaciones en la función.

Cuando su crecimiento es importante, pueden producir efectos en la tráquea o esófago, dificultando la respiración, la ingesta de la comida o producir incluso afonía. Y pueden dar lugar a hipertiroidismo, cuando la tiroides produce más hormonas tiroideas que las que el cuerpo necesita.

Señales de un problema de tiroides

Son signos de sospecha cuando existe:

  • Un crecimiento rápido.
  • Una consistencia dura.
  • La aparición de ganglios.
  • Edad elevada, en torno a los 60 y 70 años, ya que la prevalencia de los nódulos en el tiroides es muy elevada.

Pese a estos síntomas, el porcentaje de nódulos tiroideos malignos es bajo, alrededor del 5 %. “El problema surge cuando la aparición de un nódulo en la glándula tiroides lo traducimos enseguida en nuestra mente por cáncer. Y raramente se trata de un tumor maligno, aunque el paciente no lo sabrá con certeza hasta que no se le haga el estudio adecuado”.

Si en los estudios se identifica el nódulo como benigno y menor de 4 cm., el paciente puede regresar a casa y se le orienta sobre su posterior seguimiento. Si el nódulo es mayor de 4 cm., las opciones se concretan en tratamiento quirúrgico y, si además cumple las condiciones especiales de que se trate de un nódulo sólido, sin quistes ni líquido, “entonces se puede plantear la ablación por radiofrecuencia, con lo que no se necesitaría cirugía”, describen desde Clínica.

Cuando los nódulos son malignos, se recomienda al paciente realizar el tratamiento quirúrgico, que en Clínica Universidad de Navarra se realiza en 24 horas.

Actualmente, la técnica quirúrgica más novedosa en cirugía de tiroides es el abordaje transaxilar (a través de la axila). Se realiza mediante procedimiento endoscópico o robótico, este último con Cirugía Robótica con el sistema Da Vinci, y la principal ventaja de esta técnica radica en evitar la cicatriz y las molestias en el cuello. Al evitar el abordaje directo en la zona del cuello, disminuyen las molestias al tragar, así como la sensación de presión o de tensión postoperatorias que refieren los pacientes.

Un tipo de abordaje quirúrgico con el sistema Da Vinci sólo garantizado por ACUNSA, en el mercado asegurador.