Clínica Universidad de Navarra es pionera en el mundo al tratar con cirugía robótica y radioterapia intraoperatoria una recaída de un cáncer de próstata.

Además de unir ambos abordajes, los especialistas del Centro de Próstata de Clínica han demostrado que esta acción disminuye el riesgo de recaída local y evita fututas sesiones de radiación.

 “La ventaja de esta combinación es la unión de una cirugía mínimamente invasiva (con incisiones que no superan el centímetro)por robot complementada con la aplicación de la radioterapia durante la propia intervención, un hecho que disminuye el riesgo de una nueva recaída y evita que el paciente tenga que recibir futuras sesiones de radioterapia. Ser los primeros nos ha permitido poder estandarizar la técnica”, indican desde el Centro integral de Próstata de Clínica Universidad de Navarra.

Un abordaje más preciso y menos invasivo

A diferencia de la cirugía abierta o laparoscópica, la intervención robótica ofrece mayor precisión quirúrgica, por la mejor visualización tridimensional y la eliminación del temblor natural de la mano del cirujano. Esto permite una pronta recuperación del paciente.

Por su parte, y tras la extirpación del tumor, la radioterapia intraoperatoria permite aplicar la radiación en la zona exacta de riesgo.

Además, se trata de una única sesión, con una exposición a la radiación que no supera los dos minutos, y en la que se administra una dosis muy elevada y homogénea en la zona específica. Todo ello evita la necesidad de realizar futuras sesiones de radioterapia.

“Tenemos un afán por ofrecer a los pacientes soluciones innovadoras que curen el cáncer pero que, al mismo tiempo, preserven la calidad de vida posterior, por lo que decidimos combinar ambos tratamientos mediante la introducción en el quirófano de dos robots miniaturizados – Da Vinci para la cirugía y LIAC para la radioterapia intraoperatoria –”, indican desde Clínica.

Clínica Universidad de Navarra, experiencia e innovación tecnológica

El equipo de Urología de Clínica Universidad de Navarra también es pionero en España al realizar el primer rescate a un paciente tras una segunda recidiva de un cáncer de próstata, y después de que los tratamientos convencionales hubieran fracasado.

En el caso del paciente intervenido ahora, un hombre de 73 años, éste ya había sido operado y había recibido radioterapia por una recaída en 2016.

En 2019, sin ningún síntoma, fue diagnosticado en una analítica de una recurrencia (reaparición del tumor) por una elevación del PSA, el marcador del cáncer de próstata.

Para ello, los especialistas realizaron un PET con galio PSMA, una novedosa técnica diagnóstica de Clínica que combina esta prueba con la resonancia magnética y con la biopsia prostática por fusión de imágenes. Todo ello permite conocer el lugar exacto de lesión y confirmar su grado de agresividad.

De esta forma, los especialistas localizaron el nuevo tumor, ubicado en un ganglio de la pelvis, y aplicaron la novedosa combinación de tratamientos.

“El paciente se fue de alta a las 48 horas de la intervención y no ha tenido que volver al hospital para recibir sesiones de radioterapia. A día de hoy, tiene un PSA indetectable, es decir, no hay evidencia de tumor”, concluyen.

ACUNSA

Solo ACUNSA ofrece en seguros de salud las mayores coberturas en Clínica Universidad de Navarra, así como los medios diagnósticos y terapéuticos más avanzados, y la tecnología más innovadora de este prestigioso centro.

En este caso, garantiza a sus asegurados el Centro integral de la Próstata de Clínica Universidad de Navarra, que ofrece los abordajes más novedosos y las intervenciones más precisas para abordar esta patología oncológica.