Clínica Universidad de Navarra ha sido reconocida como ‘Centro de Excelencia’ en la realización de la revascularización transcarotídea.

Este procedimiento se aplica en el tratamiento de la estenosis, es decir,el estrechamiento de las vías por la acumulación de placa aterosclerótica de las arterias carótidas, los principales vasos que nutren al cerebro.Una reducción de su diámetro puede provocar un accidente cerebrovascular.

Clínica Universidad de Navarra es el primer hospital en España, y el segundo en Europa, que ha obtenido una acreditación que ya cuentan otros centros internacionales de reconocido prestigio como el Mass General Hospital y Beth Israel Deaconess, ambos dependientes de la Universidad de Harvard (Boston).

Esta distinción la otorga Silkroad Medical, la empresa que desarrolló el dispositivo que posibilita la realización de la intervención, y supone un reconocimiento a la excelencia en la realización de esta técnica y, por ende, “un reconocimiento a la calidad de los cuidados a los pacientes con enfermedad carotidea”, explica el Doctor José Ignacio Leal, especialistas en Cirugía Vascular de Clínica Universidad de Navarra en Madrid y uno de los desarrolladores de la técnica. En los últimos cinco años, Leal ha formado a más de 1.000 cirujanos vasculares americanos en este procedimiento.

“Se trata de una intervención más segura que las otras alternativas disponibles ya que, a diferencia de la cirugía abierta convencional en la base del cuello -la endarterectomía carotídea-, y al stent carotídeo mediante punción femoral, la revascularización transcarotídea es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza con anestesia local a través de una pequeña incisión en la base del cuello, donde se controla la arteria carótida común”, explica el Dr. José Ignacio Leal.

“Durante las cirugías tradicionales existe un riesgo importante de que se desprendan fragmentos de la placa que produce el estrechamiento y que viajen por la arteria hasta el cerebro, lo que puede provocar accidentes cerebrovasculares durante la cirugía”, añaden desde Clínica.

Sin embargo, la revascularización carotídea utiliza, durante la intervención, un dispositivo que invierte el flujo de la sangre en la arteria carótida, aspirando los posibles fragmentos desprendidos y reteniéndolos en un filtro, minimizando así la posibilidad de sufrir un ictus.

Este procedimiento ofrece muchas ventajas tanto al paciente, en seguridad (menor tasa de ictus) y comodidad (anestesia local en vez de general), como para los cirujanos, porque al contar con el sistema de protección cerebral, la tasa de complicaciones es menor”, concluyen.

#conACUNSA, garantizadas las últimas técnicas médicas de Clínica Universidad de Navarra

ACUNSA es la única compañía de seguros de salud que garantiza a sus asegurados, y en cualquier modalidad de póliza, la última tecnología médica y quirúrgica de Clínica Universidad de Navarra.

Asimismo, ACUNSA incorpora en sus coberturas las novedades que Clínica incluye en su cartera de tratamientos e intervenciones como, en este caso, la revascularización transcarotídea de la estenosis.