Durante años, el embarazo en mujeres que padecían lupus estaba contraindicado, por estar asociado a determinados riesgos importantes. Hoy día, es posible conseguir un embarazo de éxito y sin riesgos para la madre y el bebé.

Una mujer con lupus tiene las mismas posibilidades de concebir que las de una mujer que no padezca la enfermedad. Hoy sabemos que hay ciertos medicamentos que pueden producir infertilidad, pero no la enfermedad en sí misma. No obstante, el riesgo de aborto es más frecuente que en el resto de la población”, indica la Dra. Cuadrado.

¿Cuál es la clave? ¿Qué debe hacer la mujer con lupus? Planificar el embarazo previamente con el reumatólogo “para tomar una medicación compatible y evitar complicaciones, ya que es necesario seguir unos protocolos específicos que incluyen una vigilancia estrecha y un trabajo multidisciplinar entre especialistas (reumatólogos, ginecólogos, obstetras, neonatólogos…)”, explica la Dra María José Cuadrado, directora de Reumatología de Clínica Universidad de Navarra.

Por ello, la planificación previa es fundamental para evitar brotes (es recomendable que el lupus se encuentre inactivo al menos seis meses antes de la concepción),y para manejar correctamente la medicación, quepermite que la paciente no sufra ningún riesgo y tenga un embarazo de éxito. “Esto no significa, en ningún caso, que la paciente elimine el tratamiento sin consultarlo con su reumatólogo”, añaden desde Clínica.

Falsos mitos sobre el lupus

El lupus es una enfermedad crónica sin cura en la que el sistema inmunitario del paciente ataca a diferentes órganos y tejidos (la piel, las articulaciones, los riñones, los pulmones, el sistema nervioso…) provocando daño e inflamación.

Por eso, otro elemento que preocupa a las madres primerizas con lupus es la predisposición genética. No obstante, el lupus no es hereditario, sí existe un componente genético, y por eso más de un miembro de la familia lo padece, pero los hijos no están predestinados a padecerlo “y la probabilidad de que el recién nacido presente esta condición es tan solo del 5%”.

Además de éste, el lupus eritematoso sistémico tiene otros mitos inciertos. La Dra. Cuadrado también los desmiente:

  • El lupus no es una enfermedad rara. Afecta aproximadamente a 75.000 personas en España y, al menos, a cinco millones en el mundo.
  • El lupus no es contagioso ya que se trata de una patología autoinmune.
  • No solo afecta a mujeres jóvenes. Casi un 10% de los casos diagnosticados son hombres, y entre el 8 y 15% de los casos se diagnostican en menores de 15 años.
  • El lupus no se puede prevenir, pero sí se puede sortear la aparición de brotes evitando algunos factores como la exposición a la luz solar.
  • El lupus no provoca infertilidad. Una mujer que padezca esta patología puede tener un embarazo exitoso con un seguimiento y planificación del proceso”, recuerdan desde Clínica.
  • El lupus no es mortal y la supervivencia de los pacientes se encuentra en el 90%, tras veinte años conviviendo con la enfermedad.

Enfermedades autoinmunes y embarazo

Las enfermedades autoinmunes sistémicas (artritis reumatoide, el síndrome antifosfolipido y el lupus eritematoso sistémico) y las artritis inflamatorias (síndrome de Sjögren, esclerodermia y polimiositis/dermatomiositis, etc.) son las patologías reumáticas que suelen afectar a las mujeres en edad fértil.

Estas dolencias se caracterizan por la producción anormal de “auto anticuerpos” por parte del sistema inmune, y pueden producir daños en múltiples órganos y sistemas (en el caso de las sistémicas) o en articulaciones (artritis inflamatorias).

Al igual que en lupus, “la capacidad de concebir es la misma que la de las personas sanas, aunque los abortos son más frecuentes”, detallan desde Clínica Universidad de Navarra.

La planificación es fundamental también en este caso ya que los especialistas conocen los medicamentos que controlan la enfermedad y los que están desaconsejados en la etapa de fertilidad, por lo que es posible conseguir un embarazo de éxito y apostar por la lactancia materna si la gestación se planifica previamente con un equipo multidisciplinar.

“La mayoría de las mujeres tienen un embarazo sin incidencias, si recurren a reumatólogos que tengan experiencia en enfermedades autoinmunes y en embarazo”, concluye la Dra. Cuadrado.