Clínica Universidad de Navarra ha participado en un ensayo multicéntrico fase II en el que se ha descubierto que el bloqueo de dos puntos de control de las células inmunitarias puede aumentar la eficacia de la quimioterapia en pacientes con cáncer de páncreas metastásico.

Denominado COMBAT, el estudio ha sido liderado por el Dr. Manuel Hidalgo de la Cornell University de Nueva York y en la que ha participado el Dr. Mariano Ponz-Sarvisé, especialista en Oncología y miembro de la Unidad de Tumores Gastrointestinales de Clínica. También han contado con otros cuatro centros hospitalarios españoles.

El hallazgo se ha publicado en el último número online de Nature Medicine, unas de las revistas científicas internacionales de mayor impacto.

Inhibición de dos puntos de control | Estudio en dos grupos de pacientes

Inhibición de dos puntos de control

La investigación ha utilizado modelos murinos de cáncer de páncreas en los que se ha estudiado el impacto de la combinación de los inhibidores de CXCR4 y PD1 (puntos de control inmunitario) en el microambiente tumoral.

“El tumor de páncreas se considera un tumor “frío”, es decir, con poca cantidad de células inflamatorias, lo que impide buenos resultados con fármacos de inmunoterapia eficaces en otros tumores más “calientes””, explica Clínica que además añade que “el uso de BL-8040 (antagonista de CXCR4) junto con un inhibidor de PD1 demuestra, en los ratones afectados de cáncer de páncreas, cómo aumenta el infiltrado inflamatorio dentro del tumor volviéndolo más “caliente””.  

Estudio en dos grupos de pacientes

En un segundo momento, el estudio se ha realizado en pacientes. Un ensayo clínico en fase II formado por dos grupos o cohortes de pacientes.

En el primer grupo, compuesto por 37 individuos con cáncer de páncreas resistente a la quimioterapia, se les administró los dos fármacos: BL-8040 (inhibidor CXCR4) y pembrolizumab (anti PD-1).

“En estos pacientes se observó un aumento del infiltrado inflamatorio tumoral. Es por ello que se llevó a cabo la segunda parte del ensayo”, indican desde el centro.

En la segunda cohorte, integrada por 22 pacientes con cáncer de páncreas metastásico, la combinación de los dos fármacos inmunoterápicos junto a la quimioterapia obtuvo resultados relevantes con respecto a duración de la respuesta y de control de la enfermedad” en pacientes que con anterioridad habían progresado a pesar de haber recibido tratamiento con quimioterapia estándar.

Estos datos abren la puerta para continuar el desarrollo de esta combinación de tratamientos en pacientes afectados de cáncer de páncreas metastásico.

“Los datos obtenidos sugieren que el bloqueo de CXCR4 y de PD-1 pueden ampliar el beneficio de la quimioterapia en pacientes con adenocarcinoma ductal pancreático (PDAC) y justificar la confirmación de un ensayo clínico aleatorizado posterior”, señala el equipo investigador.