Clínica Universidad de Navarra ha comenzado un estudio que busca alargar el tiempo en el que los pacientes con cáncer de pulmón metastásico pueden recibir terapia dirigida para combatir esta enfermedad.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo, siendo el más frecuente en hombres y el cuarto en mujeres. El mayor problema es su detección precoz porque los síntomas suelen aparecer cuando la patología se encuentra en estado avanzado. 

“La terapia dirigida es un tratamiento que identifica o ataca de forma específica a células cancerosas. Puede hacerlo de varias maneras: ayudando al sistema inmunitario a destruirlas, deteniendo su crecimiento o, directamente, provocando la muerte celular”, explican desde el centro.

No obstante, este abordaje tiene algunas limitaciones vinculadas con su duración: solo se ha podido demostrar su eficacia en un periodo determinado de tiempo que, dependiendo del fármaco utilizado, se estima entre uno y tres años. “Una vez finalizada esa etapa, el cuerpo genera resistencia a la medicación y deja de ser efectivo”, añaden. Por eso, a través de este estudio, los investigadores quieren averiguar cómo continuar con el proceso.

“Hasta el momento, y tras analizar a 12 de los 22 participantes, se han producido algunos hallazgos preliminares que han posibilitado prolongar la terapia dirigida en el 67% de los casos examinados”, destaca el Dr. Jesús Corral, especialista en Oncología Médica de Clínica Universidad de Navarra.

Además, con el paso del tiempo, se podrá conocer también la repercusión en términos de supervivencia global, ya que algunos pacientes se encuentran aún en tratamiento y otros comenzarán el estudio próximamente.

Pacientes de cáncer de pulmón no fumadores y con genes ALK o ROS-1

La investigación que Clínica ha puesto en marcha está dirigido a pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón avanzado y/o en fase metastásico de células no pequeñas, que además sean portadores de los genes ALK o ROS-1.

“Tras ser estudiados, estos genes han presentado mutaciones que podrían facilitar el ajuste del tratamiento después de su periodo de seguridad”, indican desde Clínica Universidad de Navarra, que añade que estos pacientes podrían continuar con la terapia dirigida en el futuro.

“Para participar, los voluntarios deben tener al menos 18 años y firmar un consentimiento informado. Durante el proceso, se realizará un seguimiento por biopsia líquida, es decir, un análisis de sangre mínimamente invasivo y con gran sensibilidad para identificar el posible rechazo a la terapia dirigida de forma individual”, informan desde Clínica Universidad de Navarra.

ACUNSA, una compañía de seguros de salud única

Seguros de salud ACUNSA es una compañía de seguros de salud diferente en el mercado porque ofrece en todas sus modalidades de póliza -desde Hospitalización, a pólizas completas con cuadro médico nacional, y pólizas de reembolso de gastos-, las últimas pruebas diagnósticas, los tratamientos y la tecnología médica/quirúrgica más avanzada, en ocasiones única en España, que, por su complejidad y coste, ninguna otra compañía de seguros de salud ofrece, basada en la alta especialización e investigación de Clínica Universidad de Navarra. Garantías que ofrece en todo el cuadro médico.

Descubra en acunsa.es una compañía única.