Por primera vez, un equipo investigador ha descifrado el epigenoma completo del mieloma múltiple.

Lo han conseguido en un estudio internacional liderado por Clínica Universidad de Navarra, del Centro de Investigación Médica Aplicada de la Universidad de Navarra (CIMA), junto con el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS).

“El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más frecuente. Se origina en la médula ósea y aparece por la proliferación de las células plasmáticas, un tipo de células inmunitarias encargadas de producir anticuerpos. Se trata de una enfermedad muy compleja y heterogénea, tanto desde una perspectiva biológica como clínica”, explican desde Clínica Universidad de Navarra.

Con este conocimiento, y el empleo de novedosos métodos de análisis epigenéticos, el equipo científico ha identificado un rasgo molecular común en los pacientes con esta enfermedad, implicado en el origen y el desarrollo de este cáncer hematológico: la activación aberrante de la cromatina.

Este hallazgo ha sido publicado en Genome Research y propone una alternativa de tratamiento para esta patología oncológica: abre la posibilidad de utilizar de medicamentos específicos dirigidos a tratar estas alteraciones epigenéticas que podrían beneficiar a los pacientes con un mieloma múltiple agresivo.

Implicaciones epigenéticas en el mieloma múltiple

“Las últimas investigaciones centradas en el origen del mieloma múltiple han revelado que los pacientes son genéticamente heterogéneos, es decir, que ningún rasgo de su ADN es común”, explican los investigadores.

Por ello, los investigadores decidieron realizar el análisis epigenético de la enfermedad. “El epigenoma -cuyo significado literal es ‘por encima’ del genoma- conforma las reacciones celulares que cambian las funciones de los genes, sin formar parte del ADN. Estos cambios se pueden transmitir de una célula a otra y entre generaciones. La epigenética es el campo de estudio de estos cambios hereditarios”.

“Durante varios años hemos trabajado en estrecha colaboración para lograr descifrar el epigenoma completo del mieloma múltiple. Para conseguirlo, hemos combinado novedosos métodos de análisis molecular con los últimos conocimientos científicos de la enfermedad”, añaden.

Con este pionero paso, “hemos comprendido mejor qué ocurre en el mieloma múltiple. Así, con un enfoque multi-epigenómico, examinamos las células plasmáticas malignas y demostramos que, en comparación con las sanas, mostraban una activación aberrante de la cromatina (sustancia que conforma el núcleo celular compuesta por ADN y proteínas), lo que impide la correcta expresión de los genes, dando lugar al origen y desarrollo de la enfermedad.

“Este hallazgo ofrece a la comunidad científica un novedoso campo de estudio para vencer este agresivo cáncer hematológico. A su vez, para la clínica abre un abanico nuevo de posibilidades. Nos permite plantearnos tratamientos alternativos, tanto con medicamentos disponibles, dirigidos a controlar algunas de estas alteraciones moleculares, como mediante el desarrollo de nuevos fármacos epigenéticos”, afirman.

Este estudio comenzó dentro del contexto del proyecto europeo Blue Print Epigenome y forma parte del proyecto EDITOR, una investigación internacional coordinada por el Dr. Jesús San Miguel, Director de Medicina Clínica y Traslacional de la Universidad de Navarra. Su objetivo es que mejorar la detección e intervención temprana de cánceres de la sangre, principalmente gammapatías monoclonales, leucemia y linfoma. 

Por su parte, el mieloma múltiple representa el 1 % de todos los tumores y el 10 % de los cánceres hematológicos, y cada año en España se detectan entre 2.000 y 3.000 nuevos casos.