Una buena higiene dental repercute en la salud en general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el 60% – 90% de los escolares, y casi el 100% de los adultos, tienen caries en todo el mundo.

Normalmente, se acude a consulta por dolor, dificultad al masticar o por estética, como mejorar la sonrisa. Aunque, hay ocasiones en las que estos síntomas se mezclan.

Consejos para cuidar la boca

Cuidar nuestros dientes conlleva poco tiempo, aunque es imprescindible hacerlo de forma correcta. Clínica Universidad de Navarra ofrece los siguientes consejos para cuidar nuestra salud bucodental y, para ello, destacan la frecuencia, la técnica, la duración y el cepillo que utilicemos.

  • Lo recomendable es cepillarse los dientes tras cada comida. Si no se puede, al menos tres veces al día. También es especialmente importante cuidar la higiene dental antes de acostarse.
  • El cepillado de dientes debe durar, al menos, 2 minutos. Y debe hacerse, según los expertos, antes de los 20 minutos después de comer. Los especialistas de Clínica Universidad de Navarra también recomiendan “crear una pauta, una rutina, a la hora del cepillado, por ejemplo, empezar por la parte derecha de la boca y después pasar a la izquierda, para asegurarnos que la limpieza es completa”.
  • Usar hilo dental diariamente. Otra opción es usar cepillos interproximales que, junto al colutorio, ayudan a conseguir una correcta higiene bucal.
  • Además, de los dientes hay que limpiar la lengua. Para esto, se puede utilizar un raspador lingual o incluso el mismo cepillo de dientes. El movimiento para limpiarla debe ser de atrás hacia delante para arrastrar las bacterias.
  • Hay que cambiar de cepillo cada tres meses. Han de tener cerdas suaves y puntas redondeadas para que no se haga demasiada presión sobre el esmalte del diente. Unas cerdas demasiado fuertes podrían deteriorarlo.
  • “Si comemos fuera de casa y no tenemos posibilidad de lavarnos los dientes, los chicles o caramelos con xilitol pueden ayudar a retirar los alimentos y, sobre todo, favorecen la producción de saliva” afirman desde Clínica. No obstante, añaden que es mejor el cepillado y recomiendan “tener otro cepillo en la oficina y que los hijos se lo lleven al colegio”.
  • Visitar regularmente al dentista. Es aconsejable una revisión de la boca, al menos, 1 o 2 veces al año.