Clínica Universidad de Navarra participa en la fase III de un ensayo clínico europeo, llamado Respine, que tiene por objetivo desarrollar y valorar un tratamiento eficaz frente al dolor lumbar producido por la degeneración discal.

¿Qué es una degeneración discal?

La degeneración discal se produce por el desgaste del disco intervertebral que separa las vértebras.

Esta patología puede provocar un dolor lumbar crónico que genera un empeoramiento en la movilidad y en la calidad de vida del paciente.

“Actualmente no existe un tratamiento efectivo que elimine ese dolor, ya que la medicación y fisioterapia consigue un alivio temporal de los síntomas. Cuando el dolor se cronifica puede precisar una intervención quirúrgica”, explican los especialistas de Clínica.

Ensayo clínico de una nueva terapia celular

La investigación internacional, a la que se ha sumado Clínica Universidad de Navarra, está dirigido a personas de entre 18 y 60 años con dolor lumbar crónico que no responde a los tratamientos convencionales y con una degeneración moderada de un solo disco intervertebral lumbar. Además, presentan un dolor mayor de 4 en la escala visual analógica.

“El estudio evalúa la eficacia de usar terapia celular avanzada, es decir, el empleo de células mesenquimales alogénicas de médula ósea en pacientes con degeneración discal sintomática”, explica el Dr. Matías Alfonso, Codirector del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de Clínica Universidad de Navarra.

Los resultados en las fases I y II han mostrado una mejoría progresiva de los parámetros funcionales de entre un 65 y 80% al año tras la inyección intradiscal de las células”, añade

El proyecto internacional, coordinado por el Hospital Universitario de Montpellier y en el que Clínica participa junto a otros hospitales nacionales y otros diez centros europeos, es un estudio doble ciego aleatorizado por lo que a la mitad de los pacientes se introducen las células madres mesenquimales y a otra mitad de los pacientes se realiza un procedimiento placebo.