Clínica Universidad de Navarra dispone del Área de Patología Mamaria, una unidad específica y especialidad para el diagnóstico y el tratamiento de este tipo de enfermedades, y en especial del cáncer de mama.

Esta patología tiene una alta incidencia entre las mujeres y solo en España, cada año, se diagnostican más de 26.000 nuevos casos de cáncer de mama, por lo que afecta a una de cada ocho mujeres.

La Doctora Isabel Rubio Rodríguez es la Directora del Área de Patología Mamaria de Clínica Universidad de Navarra, especialista en Cirugía general y Aparato Digestivo, y en cirugía oncológica de la mama y patología mamaria. Para ACUNSA, nos da a presenta esta unidad con más detalle.

¿Cómo presentaría el Área de Patología Mamaria?

La misión de Clínica Universidad de Navarra es integrar la asistencia, inves­tigación y docencia en una excelente práctica clínica que pone al paciente y sus necesidades en el centro de la acti­vidad. Y el Área de Patología Mamaria está creada con este fin. Hemos esta­blecido un Área donde diagnosticamos y tratamos a las pacientes con cáncer de mama, tenemos una consulta para la valoración de riesgo de cáncer de mama, grupos de soporte. Y donde creemos que es tan importante el tra­tamiento médico de excelencia como el cuidado del bienestar de nuestros pacientes, y hacer que la calidad de vida, después de los tratamientos, sea buena y para eso es fundamental aplicar los tra­tamientos adecuados a cada paciente.

¿Qué perfiles de pacientes atienden desde esta área?

Pacientes con patología de mama benigna que requieren seguimiento, mujeres con alto riesgo de desarrollar un cáncer de mama, y pacientes con cáncer de mama. Tenemos en la Clínica un programa de screening de cáncer de mama asociado a esta Área.

Clínica Universidad de Navarra dis­pone de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y detección precoz del cáncer de mama, como por ejemplo el mamógrafo más avanzado de Europa o una técnica de la que es pionera en España que logra preservar los ganglios axilares. ¿Por qué es tan relevante?

Es relevante porque impacta de forma directa en los tratamientos que reci­be la paciente y en su pronóstico. Si el cáncer se detecta en estadios iniciales, los pacientes tienen mejor pronóstico y reciben menos tratamientos, lo que sig­nifica menos efectos secundarios.

¿Qué implica para el Área de Patología Mamaria disponer de dos sedes, Pamplona y Madrid, y un único com­plejo hospitalario?

Creo que esto enriquece el Área de Patología Mamaria porque facilita el trabajo en común entre los dife­rentes especialistas, la mejora de la atención y la aportación única de cada especialista cuando se debate acerca de los pacientes. Fomenta la investigación y el desarrollo de nue­vos estudios, la motivación de hacerlo mejor cada día.

¿Qué líneas de investigación se están desarrollando en esta área?

La cirugía menos invasiva, tanto en la mama con la axila; el uso de la radio­terapia intraoperatoria, que favorece que se haga la cirugía y la radioterapia en el mismo acto; y la participación de los pacientes en ensayos internacio­nales.

¿Qué novedades plantea el departamento para un futuro?

Seguimos en la búsqueda de poder ofre­cer a cada paciente una medicina per­sonalizada, que utiliza la información específica del cáncer de mama de un paciente para ayudar en su diagnós­tico, tratamiento; y estudiar los perfi­les génicos del tumor, las proteínas, el ambiente para prevenir y tratar estas patologías.

Con respecto a la cirugía del cáncer de mama, creo que se ha avanzado tanto en los últimos años que en una década habrá pacientes que se traten del cán­cer de mama sin secuelas del mismo, y eso será un gran beneficio y un gran futuro.