Historias

El día que Jason le metió 20 puntos en cuatro minutos al autismo

Jason McElwain

Jason McElwain era autista, pero durante años estuvo ayudando al equipo de baloncesto del instituto. El día que saltó a la pista logró 20 puntos en cuatro minutos

Nació el un de octubre de 1987, y hasta los cinco años no comenzó a hablar. Desde muy pequeño Jason McElwain ya tenía problemas para relacionarse con su entorno y a los dos años le diagnosticaron autismo. Eso sí, desde muy pequeño demostró que disfrutaba jugando a baloncesto, deporte al que se aficionó gracias a su hermano Josh.

Para él fue una gran victoria ser elegido como delegado del equipo de su instituto, el Greece Arena High School. Durante tres años ayudó a sus compañeros durante los entrenamientos, y durante tres años estuvo atento, preparando toallas, anotando estadísticas y llevando agua. Todo lo que el equipo necesitase. Era demasiado bajo para formar parte del equipo, pero así podía estar cerca de su gran pasión.

Desarrolló ese papel durante tres años hasta que en el último partido,el 15 de febrero de 2006, frente a Spenceport High School sus compañeros pidieron a su entrenador Jim Johnson que le diera unos minutos. Este accedió siempre que su equipo llegase al tramo final con una ventaja cómoda.

Jason McElwain salta a la cancha

Y así fue. A cuatro minutos del final su equipo llevaba más de diez puntos de ventaja, y con el dorsal 52, saltó a la cancha. Sus compañeros le buscaron, y en el primer balón que le llegó, buscó el triple. El balón no entró, ni tocó el aro. No se rindió. Luego trató un mate, pero tampoco encestó. “Rezaba para que lograse al menos una canasta”, explicó más tarde el entrenador. Y entonces, se encendió.

Y en el siguiente balón que recibió, volvió a buscar el triple. Y entró. El público lo celebró, pero nadie podía imaginar que aquello sólo había comenzado. Cuando la pelota le volvió a llegar, volvió a tirar de tres. Y, de nuevo, entró, igual que entraría el siguiente. Y así hasta meter 20 puntos, seis triples y un tiro de dos. Había estado sólo cuatro minutos en la pista. El resultado final fue de Greece Athena 79, Spencerport 43.

Su último triple, sobre la bocina, desató la locura, causando que el público invadiese la pista como si esa canasta valiera un anillo de la NBA. Su actuación fue grabada y al día siguiente apareció en todas las televisiones americanas.

Imponiéndose al mismo Kobe Bryant

La ESPY le premió con el mejor momento deportivo de 2006 batiendo al mismísimo Kobe Bryant y los míticos 81 puntos que anotó a los Raptors, y llegó a conocer al presidente George W. Bush. Magic Johnson estuvo interesado en producir una película sobre él junto a Columbia Pictures.

Jason no ha vuelto a jugar mucho a baloncesto desde su gran momento, dedicándose a estudiar y a viajar dando charlas y recaudando fondos para la investigación contra el autismo.

Este mes de abril, los Rochester Razorsharks, un equipo profesional que compite en la PBL le hizo un contrato de un día para participar en las finales de la liga regular contra los Western New York Thundersnow. Cuando su equipo ganaba de 40 puntos, Jason saltó al campo y anotó diez puntos, incluyendo dos triples.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información