Equiparse de forma adecuada, ser constante, alternar entreno y descanso, además de una dieta y correcta hidratación, son algunos de los trucos para empezar a correr

Está de moda y es un buen método para perder esos kilos de más de los que no hay forma de librarse. Superar la pereza puede ser la mayor dificultad a la que enfrentarse en el camino a adoptar esta afición que ofrece tantos beneficios para la salud. Estos son algunos trucos para empezar a correr.

Eso sí, no esperes milagros: lo más importante en el running es la constancia. No hay atajos, no hay fórmulas mágicas. Vas a tener que hacer ejercicio y lo vas a tener que hacer de forma continua y tardarás un tiempo en notar resultados.

Consejos para elegir unas zapatillas adecuadas para correr

Realiza un chequeo médico

Si te planteas realizar actividad física con una cierta intensidad y no lo has hecho nunca o llevas tiempo sin hacerlo siempre es recomendable pasar antes por la consulta de un médico, especialmente si tienes más de 30 años, si eres fumador o si tienes alguna enfermedad crónica.

Equípate de forma adecuada

Correr puede parecer una actividad muy básica y que se puede practicar sin mucho equipo. Y es cierto, sin embargo, sí que necesitas un equipo adecuado si quieres evitar lesiones y optimizar tu rendimiento sí deberás hacer una inversión mínima: calzado y calcetines adecuados, así como ropa que transpire. También puedes investigar las distintas aplicaciones como Runastic, Strava o Endomondo que llevará un registro de tus evoluciones.

No comiences con demasiada fuerza

Es posible que la motivación del primer día te lleve a lanzarte a correr hasta caer rendido, pero a la larga eso puede ser perjudicial. Es mejor empezar suave, alternando correr y andar durante media hora para ir incrementando las distancias poco a poco. Tampoco debes obsesionarte con el ritmo que tengan otros corredores, debes encontrar el tuyo. Y, sobre todo, recuerda estirar y calentar de forma adecuada antes de cada entrenamiento.

Alterna entrenamiento y descanso

Tan importante como entrenar es descansar de forma adecuada. Alterna dos días de entreno con uno de descanso en el que debes o bien reposar o como mucho hacer alguna actividad muy ligera. Esto permitirá que tu cuerpo se recupere y rendir mejor en el momento que vuelvas a entrenar.

Aliméntate e hidrátate de forma adecuada

¿Es bueno entrenar en ayunas?

Para rendir bien en los entrenamientos es importante una dieta rica en hidratos de carbono, proteínas, con fruta y verdura. Durante la actividad es muy importante la hidratación. Lleva agua o bebidas isotónicas, o busca recorridos en los que sepas que encontrarás fuentes.