Un grupo de investigadores desarrolla unos puntos de sutura inteligentes capaces de enviar datos de la herida a un teléfono o un ordenador para monitorizar su evolución

Nuestro cuerpo hace un muy buen trabajo a la hora de curar heridas, sin embargo, de vez en cuando le hace falta una ayuda extra si la herida es amplia o profunda. Los puntos de sutura ayudan a mantener junto el tejido para que la cicatrización sea la adecuada. ¿Pero cuándo hay que retirarlos? Unos nuevos puntos de sutura inteligentes pueden ser la solución.

Los puntos de sutura ayudan a que la cicatrización sea rápida, sin infecciones y que no dejen rastros evidentes en la piel, y también se pueden aplicar a órganos. Los puntos de sutura son similares a la costura de la ropa. Une ambos lados de la herida manteniéndola cerrada y evitando que esta se vuelva a abrir.

Puntos de sutura inteligentes: los datos a un smartphone

Los puntos de sutura se suelen aplicar bajo anestesia local, y normalmente se deben quitar al cabo de una semana o diez días en caso de que estos no sean autoabsorbentes. Sin embargo, este tiempo puede variar dependiendo de la evolución de la herida. Se debe esperar a que la herida cicatrice o como mínimo a que esta haya cerrado lo suficiente para que no haya peligro de que se abra al retirar los puntos.

Los investigadores de la Universidad de Tufts han creado un tejido que puede ayudar a decidir cual es el mejor momento para retirarlos. Se trata de un hilo que combina electrónica, nanosensores y microfluídos capaz de identificar cuándo es el mejor momento para retirarlos.

Son capaces de medir la temperatura de los tejidos cosidos, el nivel pH, los niveles de glucosa, el estrés y la tensión de la sutura, así como detectar de forma precoz una posible infección. Estos puntos de sutura inteligente pueden enviar todos estos datos a un smartphone o un ordenador para poder controlar la evolución de la herida.