El PET permite obtener un diagnóstico por imagen y temprana de diversas enfermedades, como cáncer o patologías neurodegenerativas.

Aplicado al campo neurológico, “el PET supone un gran avance ya que permite diagnosticar el Alzheimer en las primeras fases, cuando todavía están disponibles todas las opciones terapéuticas para el paciente, subrayan los especialistas de Clínica Universidad de Navarra.

Diagnóstico precoz, abordaje temprano del Alzheimer

El Alzheimer es el tipo de demencia más común en el mundo. Actualmente,existen800.000 casos en España y, en todo el mundo, son 50 millones las personas que padecen demencia. Se espera además que esta cifra se triplique en 2050, como advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A día de hoy, no existen tratamientos efectivos para curar la demencia, por lo que los especialistas centran sus estrategias en ralentizar el deterioro cognitivo cuando aparecen los primeros síntomas.

Por ello, el diagnóstico precoz es clave: permite tratar la enfermedad de forma temprana y ralentizar el deteriorodel paciente, lo que incide de manera directa en su calidad de vida.

PET para el diagnóstico temprano del Alzheimer

Hasta fechas recientes, la historia clínica y la punción lumbar permitían a los especialistas corroborar si la proteína beta amiloide se estaba acumulando en el cerebro y, con ello, diagnosticar el Alzheimer.

Ahora, “para el diagnóstico del Alzheimer, el poder contar con una tecnología como el PET supone un gran avance ya que nos permite diagnosticar la enfermedad cuando empiezan los primeros síntomas, es decir, en las fases más tempranas y, por tanto, cuando aún es posible realizar estrategias terapéuticas para intentar frenar el deterioro”, explican los especialistas.

Diagnosticar tan precozmente la enfermedad permite “poder ofrecer al paciente todas las opciones terapéuticas que existen en la actualidad, opciones que serán más efectivas en las primeras fases, cuanto antes se realice el diagnóstico”, subrayan.

Ventajas del PET

Clínica Universidad de Navarra dispone del primer PET-TC instalado en España que consigue detectar lesiones que hasta hace poco tiempo resultaban prácticamente imposibles de identificar

Además de detectar la más mínima lesión, esta tecnología médica muestra los cambios metabólicos que se producen a nivel molecular y, en el caso de las enfermedades neurodegenerativas, consigue identificar las alteraciones moleculares que se producen en el cerebro del paciente y con ello, obtener diagnósticos de gran precisión.

En el caso del Alzheimer, esta herramienta posibilita medir la actividad cerebral y corroborar si se está acumulando la proteína beta amiloide que produce esta enfermedad. Además, se pueden ver qué zonas del cerebro están más afectadas y poder predecir qué funciones cognitivas (memoria, atención, lenguaje, planificación…) pueden alterarse más.

“Sin embargo, hasta ahora, no podíamos ver la actividad cerebral y tampoco saber en qué zona cerebral se estaba produciendo el depósito de esta proteína. El PET permite no solo corroborar que se está depositando el amiloide, sino saber si existen signos de degeneración o “muerte neuronal” mediante la medición de la actividad cerebral”, destacan.

PET-FDG, tecnología para diagnosticar otros tipos de demencia

La enfermedad de Alzheimer es la causa de demencia más frecuente, pero existen otros tipos como la demencia asociada al Parkinson, demencia frontotemporal o demencia asociada a patología vascular, entre otras.

 “En la Clínica no solo disponemos del PET con beta amiloide para diagnosticar el Alzheimer, sino que tenemos toda la batería de pruebas para diagnosticar otras demencias, como el PET-FDG, que nos permite distinguir entre distintos tipos como la demencia frontotemporal, demencia por cuerpos de Lewy, secundaria a enfermedad cerebrovasculares o ictus…”, resaltan.

#conACUNSA, PET neurológico para el diagnóstico de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas

Seguros de salud ACUNSA es la única compañía que incorpora en sus coberturas, y garantiza a todos sus asegurados, tecnología médica de vanguardia como el PET neurológico para el diagnóstico temprano del Alzheimer, otras demencias, o el Parkinson.

Esta detección precoz permite controlar el avance de las mismas y mejorar la calidad de vida del paciente.