Mar Hernández no encajó bien el diagnóstico de cáncer de mama, pero la bicicleta le dio fuerza para superar dos veces la enfermedad

Cuando a Mar Hernández le diagnosticaron un cáncer de mama sintió rabia. . «No sabía cómo gestionar la rabia, la desesperación y el miedo» explicaba a EFE. Entonces decidió agarrar la bici y utilizarla como vía de escape. «Empecé a salir a diario, para hacer 10 kilómetros a fuego, a toda mecha».

Escultora de profesión, a Mar le diagnosticaron la enfermedad con 36 años. Tras 15 años sin practicar deporte, unos meses antes le habían regalado una bicicleta de montaña, pero la utilizaba para pasear y poco más «globero total, de técnica nada», recuerda. «Empecé a salir cerca de casa haciendo siempre el mismo recorrido, pero salía a muerte. Llegaba a casa más relajada y me gustaba«.

De pasear en bici a pensar en la Titan Desert

Solo quince días después de la primera operación volvió a subirse a la bicicleta. «El oncólogo no me recomendó el deporte, pero le dije que estaba acostumbrada a salir en bici cinco días a la semana. Si te quedas sentado no activas el cuerpo. Después de cada sesión me iba al monte a pasear, para estimular el cuerpo y eliminar los elementos tóxicos de la medicación«, afirma.

La primera noticia acerca de la Titan Desert la tuvo a través de su cirujano, que le propuso en 2011 comenzar a prepararse para participar en 2014. Pero en 2012 la enfermedad contraatacó y le obligó a aparcar el reto. Sin embargo, esta vez asumió el diagnóstico con más serenidad que la primera.

Mar Hernández: «La bici le dio más fuerza»

«Comprobé cómo el deporte me había dado una nueva capacidad para encajar la situación. El segundo diagnóstico lo afronté de otra manera. Física y mentalmente me sentí más preparada para aguantar lo que me echaran, con un dolor del sufrimiento diferente, con otra actitud», recuerda.

Pero superó de nuevo al cáncer y retomó sus retos. Se volvió a subir a la bici y de nuevo puso su punto de mira en Marruecos y conquistó las dunas en la pasada Titan Desert, demostrando que la práctica de deporte durante la enfermedad puede ser beneficioso.