Cada año, se diagnostican 250.000 casos de cáncer infantil en el mundo, 1.500 de ellos en España, y se estima que unos 90.000 niños mue­ren por esta dolencia convirtiéndose en la primera causa de muerte infantil por enfermedad hasta los 14 años.

El cáncer infantil es una patología especialmente compleja, ya que no puede prevenirse ni tratarse como el cáncer de adulto.

“El cáncer infantil es diferente al del adulto. El niño no es un adulto pequeño y los tipos de tumores que padece y la biología de los mismos es distinta, por lo que los tratamientos deben adaptarse a la población pediátrica: son tumo­res distintos, con opciones de curación y objetivos diferentes”, explican desde Clínica Universidad de Navarra.

Además, algunos tipos de cáncer infantil son relativamente frecuen­tes en la edad pediátrica, pero por su baja prevalencia se definen como una ‘enfermedad rara’. Por ello, son enfer­medades ‘huérfanas’ en investigación y estudios científicos.

En España, la tasa de supervivencia a 5 años de niños de 0 a 14 años alcanza casi el 80 % y aunque ésta se ha esta­bilizado en los últimos veinte años, muchos niños reciben tratamientos farmacológicos descubiertos hace más de 30 años que producen graves riesgos y efectos secundarios a largo plazo. De hecho, dos de cada tres supervivientes sufren alguna condi­ción crónica derivada de la enferme­dad y/o del tratamiento.

Por ello, la curación sin toxicidad es una de las mayores preocupaciones y retos de los oncólogos pediátricos. La larga esperanza de vida de estos pacientes exige buscar estrategias curativas que reduzcan la agresividad de las terapias y los riesgos, a corto y a largo plazo.

“El futuro del cáncer infantil pasa por la optimización de la curación a través de mejores diagnósticos y tratamientos diana menos invasivos”, añaden los especialistas.

Innovación médica frente al cáncer infantil | Diagnóstico molecular del cáncer infantil | Inmunoterapia oncológica | Terapia de protones contra el cáncer infantil | ACUNSA garantiza los últimos tratamientos contra el cáncer

Innovación médica frente al cáncer infantil

Con estos antecedentes, se han produ­cido tres grandes avances médicos en el campo de la Oncología Infantil que mejoran la detección de este tipo de cáncer y su tratamiento.

Clínica Universidad de Navarra ya aplica estos desarrollos que posibilitan la curación de los pacientes pediátricos sin toxicidad presente y futura.

Se trata del diagnóstico molecular, que per­mite adaptar el tratamiento al riesgo del tumor; la inmunoterapia, que potencia el propio sistema inmune del paciente para que reconozca y destruya el tumor; y la protonterapia, la modalidad de radioterapia externa más precisa que existe contra el cáncer.

Diagnóstico molecular del cáncer infantil

El diagnóstico molecular ha transformado la manera de detectar enfermedades.

El estu­dio de las moléculas (como el ADN o ARN) permite caracteri­zar las células y detectar las pato­logías en estadios muy iniciales.

En cáncer infantil, esta técnica ofrece numerosas opciones entre las que destaca la posibilidad de estratificar los tumores en sub­grupos y, con ello, adaptar los tratamientos al riesgo del tumor y limitar la toxicidad.

“En leucemias y meduloblastomas, por ejemplo, uno de los tumores infantiles más frecuentes, este campo está muy desarrollado. Hoy sabemos que, dentro de estos dos grupos de tumores, existen diferentes subtipos con distintos pronósticos: los que son más agresivos, necesita­rán un tratamiento más intensivo y los de menor riesgo recibirán trata­mientos más suaves, con igual efica­cia, pero menor toxicidad”, explican los oncólogos pediátricos de Clínica Universidad de Navarra.

Inmunoterapia oncológica

La inmunoterapia está revo­lucionando el tratamiento de las patologías oncológicas, también en el caso del cáncer infantil.

Esta técnica consiste en mani­pular el sistema inmunológico del propio paciente para que, por sí mismo, sea capaz de iden­tificar, atacar y destruir las células tumorales de una forma más eficaz.

Al no incidir sobre las células tumorales, porque activa el sis­tema inmune para que reac­cione contra el tumor, se limita la toxicidad para el paciente. Esto convierte a la inmunotera­pia en un abordaje sumamente beneficioso para el paciente pediátrico.

Además, por sus características únicas, la inmunoterapia per­mite obtener terapias más per­sonalizadas y eficaces.

Terapia de protones contra el cáncer infantil

La Protonterapia es la modali­dad de radioterapia externa más precisa y de menor toxicidad que existe contra el cáncer. Es uno de los mayores avances que se han producido en el campo de la radioterapia.

Su exactitud permite tratar exclu­sivamente el tumor, sin dañar los órganos y tejidos sanos toda­vía en crecimiento en los niños. “Por estos motivos, se considera la radioterapia de elección para los más pequeños”, señalan.

Además, Clínica Universidad de Navarra dispone de la Unidad de Protonterapia más avanzada de Europa y es la primera en un Centro de Cáncer intrahospi­talario en España.

ACUNSA garantiza los últimos tratamientos contra el cáncer

Seguros de Salud ACUNSA dice Sí a los últimos tratamientos contra el cáncer, como la inmunoterapia oncológica o la protonterapia.

De esta forma, los asegurados de ACUNSA, en edad pediátrica, tienen garantizada la tecnología médica más precisa y de menor toxicidad contra el cáncer infantil.