La esclerosis múltiple es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central en personas jóvenes. No es una enfermedad contagiosa ni mortal, pero hoy en día se estima que la padecen en España entre 70-80 personas por cada 10.000 habitantes.

Esta enfermedad, que puede variar de una persona a otra, afecta al encéfalo y a la médula espinal.

Entre los síntomas más habituales se encuentran:

  • La disminución de la agudeza visual,
  • Alteraciones del equilibrio,
  • Pérdida de fuerza y de sensibilidad,
  • Otros síntomas comunes son: fatiga, deterioro intelectual, temblor, trastornos del sueño, crisis epilépticas o dificultad para hablar y caminar.

Los especialistas de Clínica Universidad de Navarra señalan que aún no se ha descubierto la causa de la enfermedad, aunque se sabe que depende de factores genéticos y ambientales.

Por otra parte, y aunque esta enfermedad no tiene todavía cura, existen diferentes tratamientos que pueden modificar su curso, controlando los brotes y disminuyendo las secuelas. El seguimiento médico es muy importante para prever las situaciones futuras e intentar que afecte lo menos posible a la vida y a las actividades del paciente.

¿Es o no esclerosis múltiple?

Las personas que sufren esclerosis múltiple experimentan a su vez sensaciones totalmente nuevas por lo que surgen dudas.

Desde Clínica Universidad de Navarra señalan las siguientes cuestiones:

  • La primera duda gira en torno al cansancio constante que se padece durante el día. Es importante saber que esta situación acompañará frecuentemente a la persona enferma de esclerosis múltiple, por lo que debe evitar la sobrecarga o el estrés, tanto en el trabajo como en el resto de ámbitos de la vida diaria. Por ello, es necesario saber gestionar el cansancio, hacer descansos y tener unas rutinas de sueño fijadas.
  • Otra de las dudas más comunes es la conveniencia de practicar deporte. En este caso, los especialistas de Clínica recomiendan evitar grandes esfuerzos, pero sí practicar ejercicio aeróbico, como caminar o nadar.
  • En cuanto a la dieta, la alimentación debe ser equilibrada, con predominio de vegetales y pescados. Una dieta sana y variada contribuye a disminuir la fatiga.

Paciente con esclerosis múltiple: “¿Y si quiero tener hijos?”

Los especialistas de Clínica Universidad de Navarra recuerdan que la capacidad reproductiva no se ve afectada por la esclerosis múltiple y durante el embarazo disminuye la actividad de la enfermedad, que vuelve a aumentar tras el parto y hasta la 6 semana posterior. Es conveniente el seguimiento médico para asegurar que no existe ningún riesgo con el tratamiento propuesto por el especialista.