Molestias, escozor, enrojecimiento, inflamación y sobreinfección son los signos de una de las lesiones más comunes de los bebés: la dermatitis del pañal.

La erupción aparece en el área del pañal y afecta en la parte inferior del abdomen, los genitales, las nalgas y la porción superior de los muslos.

Es un problema frecuente en el niño en el primer año de vida, aunque también puede presentarse en niños mayores o adultos con incontinencia o parálisis de diversas causas, que necesiten usar pañales.

Causas de la dermatitis del pañal | Cómo prevenirla | Cómo curarla

¿Qué causa la dermatitis del pañal?

“La combinación de una serie de factores provoca una agresión continua en la piel que termina produciendo una alteración de la barrera cutánea, con áreas rojas en las zonas de mayor contacto con el pañal, que pronto se erosionan y se sobreinfectan por bacterias o, más frecuentemente, por un hongo llamado Candida albicans”, explican los especialistas del Departamento de Pediatría de Clínica Universidad de Navarra.

Algunas de las causas más comunes son:

  • Exceso de humedad y fricción, por el contacto prolongado con la orina y las heces, temperatura elevada, enzimas fecales, bacterias, hongos… Que conlleva maceración de la piel (ablandamiento y descomposición de la piel). “Aumenta el pH de la piel y con ello se activan unas enzimas, la lipasa y proteasa fecales, irritando la piel”.
  • Alimentación. “Se ha demostrado que los bebes alimentados con lactancia materna presentaban un pH fecal menor y por lo tanto la acción irritativa también es menor, disminuyendo la incidencia de la dermatitis del pañal”, señalan desde Clínica. 

El diagnóstico se realiza en la exploración física y el especialista ha de descartar otro tipo de dermatitis, como la seborreica o la alergia por contacto, y otras patologías como psoriasis.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

El uso de pañales desechables ha disminuido notablemente la aparición de la dermatitis del pañal.

Éste debe ser suficientemente grande, debemos procurar que el roce sea el mínimo posible, y debe cambiarse con frecuencia, “no dejando un pañal sucio durante mucho tiempo”.

Además, se puede proteger la piel con cremas protectoras que contengan óxido de zinc y sustancias hidratante-emolientes.

En el caso de que la dermatitis haya aparecido, es conveniente quitar el pañal y dejar la zona expuesta al aire libre durante el mayor tiempo posible.

¿Cómo curar la dermatitis del pañal?

El cuidado de la piel del área del pañal evita o reduce la aparición de la dermatitis del pañal, y lo más recomendable es mantener la piel lo más seca y aireada posible.

“Es muy importante seguir las recomendaciones para prevenir la aparición de estas lesiones que son muy molestas para el niño”, destacan desde el Departamento de Pediatría.

En este sentido, los especialistas de Clínica recomiendan:

  • Mantener la higiene cutánea de la zona con agua tibia o jabón suave, de pH neutro o ácido y propiedades humectantes, cada vez que se cambia el pañal.
  • Uso de pañales desechables, que tienen más ventajas que los tradicionales de algodón: tienen mayor absorción de la humedad y evitan la mezcla orina-heces, manteniendo la zona seca.
  • Cambiar el pañal frecuentemente y como mínimo 5 veces al día.
  • Antes de colocar el nuevo pañal, dejar secar la zona al aire libre unos minutos.
  • Uso de productos emolientes y lubricantes o aceites minerales.
  • Uso de vaselina o pastas, como la pasta Lassar.
  • Solo si la piel está indemne, utilizar polvos de talco o polvos suaves.
  • No usar antibióticos o corticoides, salvo indicación del pediatra.

Si pese a todo ello la dermatitis persiste, ha de cambiarse el tipo de pañales, de jabón o de toallitas húmedas para limpiar al bebé.

Si se trata de una infección con un hongo, el pediatra indicará la crema más adecuada para eliminarlo.