Un aguacate al día puede ser una gran ayuda para quienes tratan de bajar el colesterol

Procedente de México y Centroamérica, el aguacate se ha descubierto como un gran arma para luchar el colesterol LDL –el colesterol malo-. Así lo asegura un estudio realizado por la la Universidad de Pensilvania.

Un aguacate diario, en conjunto con una dieta moderada, puede ayudar a personas obesas o con sobrepeso a rebajar el colesterol, convirtiéndolo en una tarea mucho más agradable.

El estudio se ha realizado sobre 45 personas que incluían individuos sanos, con sobrepeso y obesos de edades que iban desde los 17 a los 70. Los voluntarios siguieron una dieta típica estadounidense -rica en grasas- durante dos semanas.

El aguacate, también idóneo para controlar los triglicéridos

Tras este periodo, se les dividió en tres grupos con tres dietas distintas: una baja en grasa sin aguacate, otra con grasas moderadas sin aguacate y otra moderada en grasa pero incluyendo un aguacate diario.

Los resultados no sólo revelaron que los niveles de colesterol LDL eran más bajos en la dieta con aguacate en relación con las otras, sino que además también mostraban que el colesterol total se había reducido, así como los triglicéridos.

El estudio demuestra que la sustitución de los ácidos grasos saturados, presentes en la mayoría de dietas, por insaturados como los aguacates ayudan a lograr una dieta saludable que pueden reducir sustancialmente el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Ayuda a absorber los antioxidantes

Además, otros estudios han apuntado a otras cualidades del aguacate, como la regulación de la glucosa en la sangre, lo que puede ayudar a la prevención de la diabetes, así como ayudar a los enfermos.

En 2005 un estudio demostró que añadir aguacate a las ensaladas ayudaba a los voluntarios a absorber entre tres y cinco veces más carotenoides antioxidantes, que ayuda a tu cuerpo a protegerse del daño realizado, por ejemplo, por los rayos ultravioletas.