Salud y tecnología

Ventajas de la lactancia materna y posibles complicaciones

Ventajas de la lactancia materna

El hecho de que su coste sea cero, el nulo riesgo de contaminación y la prevención de la anemia para la madre son algunas ventajas de la lactancia materna

Según la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna es la mejor manera de alimentar a un bebé en sus primeros meses de vida. Entre el 1 al 7 de agosto se celebra la Semana de la lactancia materna, con la que se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

En esta declaración se reconoce que la lactancia natural o materna proporciona la alimentación ideal de los pequeños, favoreciendo su crecimiento y reduciendo tanto la incidencia como la gravedad de las distintas enfermedades.

En la Declaración de Innocenti -que se conmemora entre el 1 y el 7 de agosto con la Semana Mundial de la Lactancia- se recomienda como ideal de la alimentación infantil que los bebés se exclusivamente mediante lactancia desde su nacimiento hasta los cuatro o seis meses. A partir de esa edad, deben recibir alimentos complementarios, pero seguir lactando hasta los dos años.

Ventajas para el bebé y para la madre

Otras ventajas que ofrece es que su coste es cero -muy importante en países en vías de desarrollo-, no necesita preparación alguna, ya que el alimento siempre está a punto. No hay margen de error en la preparación ni riesgo de contaminación, ya que los nutrientes pasan directamente de la madre al pequeño.

Para la madre también ofrece una serie de ventajas. Amamantar a los pequeños hace que se pierda el peso ganado durante el embarazo y a que el útero vuelva a su tamaño normal. Evita la aparición de anemia, depresión o hipertensión postparto y retrasa la ovulación, además de proteger contra la osteoporosis.

Posibles complicaciones de la lactancia

A pesar de que la lactancia es el método ideal para alimentar al bebé, también puede suponer alguna complicación para la madre.

  • Grietas en el pezón: El tratamiento es a base de pomadas cicatrizantes y limpieza minuciosa de los pezones.
  • Mastitis (inflamación-infección de la mama): Esta se caracteriza, fundamentalmente, por la aparición de dolor en una región de la mama con tumefacción (hinchazón y enrojecimiento de la piel). El tratamiento consiste en la administración de antiinflamatorios y antibióticos. La lactancia puede inhibirse en caso de que la secreción tenga pus.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información