Salud y tecnología

Así es el tratamiento contra el SIDA y el VIH

Tratamiento contra el SIDA

Treinta años después de su descubrimiento, la búsqueda de un tratamiento contra el SIDA y el VIH sigue siendo una de las prioridades de la medicina

Hace unas décadas, el SIDA era una de las enfermedades más temidas, y contraerla era similar a una sentencia de muerte. La carrera contra el virus comenzó el 5 de junio de 1981, cuando la CDC -el centro de control de enfermedades- convocó una rueda de prensa debido a cinco casos de pneumonía causados por pneumocystis jirovecii, un hongo. Un mes después hizo su aparición el sarcoma de Kaposi, un tipo de cáncer de piel. Ambas enfermedades eran ya conocidas, pero su aparición conjunta era llamativa.

No sería hasta 1986 cuando dos científicos franceses – Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier del Instituto Pasteur- lograron aislar y purificar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), por lo que recibirían el Premio Nobel de Medicina en 2008. Desde entonces, la investigación de un tratamiento contra el SIDA y el virus que lo provoca no ha descansado.

Diferencias entre el VIH y el SIDA

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un lentivirus -virus con periodos de incubación muy largos-. Este se caracteriza por atacar al mismo sistema inmunitario del cuerpo encargado de luchar contra las infecciones. Una vez contraído el virus, se puede pasar mucho tiempo hasta que se comienza a mostrar síntomas del virus.

Durante la latencia, el virus persiste activo dentro de las células, aunque con intensidad muy variable de unos pacientes a otros. Esta fase puede ser de duración muy variable, aunque en la mayoría de los enfermos suele durar de 8 a 10 años.

El síndrome de la inmunodeficiencia adquirido (SIDA) aparece cuando el sistema inmunológico está lo bastante deteriorado como que aparezcan infecciones y tumores oportunistas, o si el número de células inmunológicas en sangre es demasiado bajo.

Tratamiento del SIDA y del VIH

El tratamiento farmacológico del VIH tiene como objetivo suprimir la replicación del virus, si bien aunque se puede frenar el avance de la enfermedad de forma ostensible, ningún tratamiento lo ha logrado de forma completa. Sin embargo diversos nuevos medicamentos y diversas combinaciones sí que han mejorado la esperanza y calidad de vida de los enfermos, y reduce de forma importante la aparición de complicaciones infecciosas

El principal objetivo es conseguir la reducción de la carga viral al niveles muy bajos (20-50 copias por milímetro de plasma) y mantenerlo así durante el máximo tiempo posible. Las infecciones oportunistas se tratan de forma específica. Actualmente el mayor problema lo suponen los tumores, debido a la agresividad que muestran en los pacientes con esta infección.

La mejor arma contra el VIH sigue siendo la prevención, sin embargo, debemos recordar que el preservativo reduce pero no elimina por completo el riesgo de contagio, ya que los porcentajes de fallos recogidos oscilan entre un 2% y un 30%.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información