Historias

Steve Way: Del alcohol y los cigarros a la ultradistancia

A los 33 años, superando los 100 kilos y los 20 cigarros diarios, Steve Way decidió dejar sus vicios y acabó convirtiéndose en un atleta de élite

“Había bastante alcohol, bastante tabaco y bastantes kebabs a altas horas de la noche después de una noche con los chicos en Bournemouth”. Así describe Steve Way su vida antes de 2007, cuando con 33 años decidió dar un giro.

En 2014, con 39 años, logró el récord británico de los 100 kms con un tiempo de 6 horas 19 minutos y 20 segundos, que le valió para ser campeón de los Campeonatos de Atletismo Británicos, y representó al Reino Unido en los Campeonatos del Mundo de Catar.

A Steve no le gustaba su vida. “No estaba clínicamente deprimido ni nada, simplemente deambulaba de un día al siguiente sin metas en la vida ni nada que me apasionase”. Con 33 años pesaba más de 100 kilos y fumaba 20 paquetes al día. “Pasaba noches enteras sin dormir debido a la tos”.

Cuando Steve Way decidió cambiar su vida

“Mentiría si dijera que tuve una Epifanía, pero no me gustó la persona que vi en el espejo una mañana. Todavía recuerdo la emoción que tuve, la sensación de que realmente debía hacer algo, cambiar cosas”.

Steve Way tenía un talento oculto para correr, esperando que alguien lo desenterrase. “Nunca mostré interés en el deporte cuando estaba en el colegio, lo que se me daba bien eran las matemáticas y la física. Era un poco empollón”.

Un primer contacto con el atletismo

Pero su talento asomó en 2006. Steve se apuntó a la Maratón de Londres y entrenó durante tres semanas. “No tenía intención de acabar, solo de correr un poco. Pero a medida que avanzaba la carrera me di cuenta de que podía marcar un tiempo dentro del corte“.

Acabó con un tiempo de tres horas y siete minutos, pero después de eso dejó de correr y volvió a su vida rutinaria durante 18 meses, hasta que decidió abandonar sus vicios y apostar de forma seria por las carreras.

200 kilómetros a la semana

Y así, tras una increíble mejora en muy poco espacio de tiempo, Steve volvió a la Maratón de Londres, logrando acabar en el puesto 100 con un tiempo de 2 horas, 35 minutos y 26 segundos.

Actualmente Steve corre cerca de 200 kilómetros a la semana, algo que combina con un empleo a jornada completa en un banco. “Tengo que ser un poco egoísta. Cuando me casé no era la persona que soy ahora. Por suerte, mi mujer me apoya. Ve lo feliz que me hace y eso nos ha traído felicidad como pareja”.

 

 

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información