Historias

Un órgano impreso en 3D ayudó a salvar la vida de un bebé

órgano impreso en 3D

Un órgano impreso en 3D puede convertirse en una herramienta fundamental a la hora de planificar una cirugía, ofreciendo a los médicos una idea clara de lo que van a encontrarse

La impresión en 3D tiene un enorme potencial para la medicina. En Nueva York un bebé ha salvado la vida gracias a un órgano impreso en 3D que ayudó a los médicos a estudiarlo antes de la cirugía y establecer la mejor estrategia para intervenir.

El corazón el pequeño tenía una serie de defectos congénitos, comunicación interventricular (CIV), además de defectos en la aorta y en las arterias pulmonares. Su corazón tenía pequeños agujeros y las cámaras tenían una formación laberíntica.

Evitando intervenir varias veces

En su primer día de vida, se le realizó un TAC con una dosis muy baja de rayos X para tener una mejor idea de los defectos del pequeño corazón. Sin embargo, los médicos tenían problemas para hacerse una idea exacta únicamente con imágenes debido al tamaño del corazón, que no era más grande que una nuez.

Por ello, se decidió recurrir a un modelo tridimensional, traslúcido, creado a partir de las imágenes del TAC, que mostraba con todo lujo de detalles todos los defectos. En otra situación, los médicos habrían tenido que abrir y observarlo para saber qué hacer. De esta forma se evitaba intervenir de forma repetida, algo que podía poner en riesgo la vida del pequeño.

Además, el órgano impreso en 3D también permitió informar mejor a los padres, que así tenían una idea más precisa de lo que le ocurría a su bebé, de lo que se tenía que hacer y del plan de los médicos.

Un caso similar, en Japón

No es la primera vez que un órgano impreso en 3D ayuda a preparar una intervención quirúrgica. Un hospital de Kobe se enfrentó al difícil reto de transplantar un hígado de una persona adulta en un menor de edad, por lo que el órgano debía ser adaptado para una cavidad más pequeña. sin seccionar los vasos sanguíneos más importantes.

El equipo realizó una reproducción en 3D del órgano con los vasos sanguíneos fabricados con resina y el resto del hígado con un material blando. Esto les permitió planificar la operación sin miedo a equivocarse. Otra muestra del enorme potencial que tiene la impresión en 3D para planificar cirugías.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información