Historias

Oihán Del Burgo: cuatro años sin poder dormir

Oihán Del Burgo: cuatro años sin poder dormir
Entre un 25 y 45% de los menores sufren problemas de sueño transitorios, como Oihán Del Burgo, que no puedo dormir en cuatro años y eso, también afectó a su familia

Además de ser frecuentes en niños y adolescentes, los trastornos del sueño pueden tener repercusiones en el desarrollo físico (retraso del crecimiento), problemas de aprendizaje, trastornos de ansiedad, hiperactividad, impulsividad y agresividad así como patologías asociadas, anomalías cardiovasculares o tensión arterial, entre otras.

Es por eso que la Clínica Universidad de Navarra de crear una Unidad del Sueño con el fin de tratar de forma temprana estas alteraciones de forma global y multidisciplinar.

La historia de Oihán Del Burgo

Ainara Durán y su familia llevaban cuatro años sin poder dormir, el mismo tiempo que tiene Oihán, su hijo menor. Su madre afirma que el niño empezó desde bebé con muchos problemas respiratorios. “Cada vez que le daba el biberón por la noche, lo vomitaba. Yo dormía con él pequeño porque tenía que estar pendiente por si se obstruía de la medicación y mi marido dormía con el mayor, pero ninguno de los dos hemos podido descansar bien en cuatro años”, recuerda Ainara.

Sus padres pensaban que el niño era alérgico y asmático pero, tras hacerle dos veces las pruebas de la alergia, se dieron cuenta de que no era ese el problema ya que salieron negativas. Acudieron entonces al doctor Cervera, el cual afirmó que tenía laringomalacia, una anomalía congénita que, sumada a una obstrucción de la vía área por una hipertrofia de las adenoides y amígdalas, le impedía dormir por las noches.

Laringomalacia, un caso poco frecuente

Ante esta situación, el doctor decidió que lo mejor erala realización de una adenoamigdalectomia, operación quirúrgica consistente en la extirpación de las amígdalas y vegetaciones con el objetivo de liberar las vías respiratorias. Este afirmó que en la operación del niño emplearon un dispositivo de termo sellado, que facilita la cirugía, haciéndola más corta, produciendo un menor sangrado y una menor inflamación después de la operación.

Después de la operación, Oihán Del Burgo no ha vuelto a pisar pediatría. “Ha sido un milagro. Nos ha cambiado la vida porque ha sido una mejora increíble. El niño duerme toda la noche y, claro, nosotros también. Además no se ha cogido ni un catarro desde entonces, y eso que en verano no ha parado de bañarse en la piscina, tomar helados… Cuando antes las laringitis, bronquitis y neumonías eran constantes”, recuerda Ainara.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información