Historias

Neil Harbisson, el cyborg que escucha los colores

primer cyborg

Afectado por una enfermedad que le limita a ver en blanco y negro, Neil Harbisson se implantó una antena en el cerebro que le permite oír los colores

Neil Harbisson nació con una enfermedad congénita llamada acromatoplastia. Afecta a una de cada 300.000 personas -por lo que entra dentro de la categoría de enfermedades raras. Impide ver los colores más allá del blanco y el negro y toda la gama de grises, además de dificultar tremendamente la visión en situaciones de luminosidad alta. Tal vez Neil no vería los colores, pero sería capaz de escucharlos, y para ello se convertiría en el primer cyborg.

De padre irlandés y madre catalana, nació en Londres en 1982, pero creció en la localidad barcelonesa de Mataró. Allí, con 18 años, vivió varios días en lo alto de un árbol centenario situado en la Plaza Santa María para evitar su tala. Habiendo dado muestras de su peculiar forma de ser, en 2004 se trasladó a Dublín para estudiar piano en Waltons’ School of Music, y un año después fue aceptado en el Dartington College of Arts.

El primer cyborg legalmente reconocido

Tras una charla de Adam Montandon sobre cibernética, Neil le sugirió crear un un dispositivo que transformase las frecuencias de color en sonidos: el eyeborg. Se trata de un sensor y una antena que envía señales a un chip implantado en su cráneo permitiéndole oír el color.

En 2004 fue reconocido legalmente como cyborg al ir a renovar su pasaporte británico. La normativa no permite realizarse fotografías con aparatos electrónicos en la cabeza, pero Neil alegó que esa antena ya era parte de su cuerpo y de su imagen. Tras semanas de correspondencia, apoyado por su médico, su universidad y sus amigos, logró poder renovar el pasaporte con su antena.

El futuro es de los cyborgs

“No es la unión entre la antena y mi cabeza lo que me convierte en cyborg sino la unión entre el software y mi cerebro“, explica. Neil es el primer cyborg, pero está seguro que en el futuro será algo normal. “El ser humano está destinado a convertirse en cyborg” predice; “llevamos siglos usando la tecnología como herramienta y el siguiente escalón es que pase a ser parte de nuestro cuerpo”.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

3 Comentarios

Haz click para comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información