Historias

Juanjo Méndez: “Si me quitas la bici, me matas”

Tras perder un brazo y una pierna en un accidente de moto, Juanjo Méndez es dos veces campeón del mundo de ciclismo en pista y compitió en los Juegos Paralímpicos de Atenas, Pekín y Londres

Fue un accidente de moto poco después de los Juegos Olímpicos de Barcelona lo que le dejó sin un brazo y una pierna, los del costado izquierdo. Le dieron por muerto y incluso le taparon con una manta, hasta que un guardia civil se dio cuenta que se movía. Llegó al hospital clínicamente muerto.

Juanjo Méndez ha competido en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004 donde fue plata, Pekín 2008 y Londres 2012 donde fue bronce, además de ser dos veces Campeón del Mundo.

En el hospital Taulí de Sabadell le salvaron la vida después de media hora de masaje cardiaco. Tras haber perdido el brazo en el accidente, le tuvieron que amputar la pierna por encima de la rodilla. Tuvo que pasar tres semanas en coma artificial para poder superar los dolores.

De ver los Paralímpicos en la televisión a participar

Cuando despertó, se pasó semanas en el hospital viendo los Juegos Paralímpicos de Barcelona por televisión. No podía imaginar que pocos años después no sólo participaría sino que llegaría a compartir podio con deportistas que tienen todos sus miembros.

Juanjo tiene la discapacidad deportiva máxima, por lo que compite en la categoría C1. “Soy de los más afectados de mi categoría y en cierto modo corro en inferioridad, porque en una foto de un podio ves que los demás están enteros, aunque pueden tener parálisis cerebrales. Pero no me quejo y sé que es imposible hacer 50 categorías. Yo salgo siempre a ganar, para pasear me quedo en casa” explicaba a Marca poco antes de participar en los Juegos de Londres en 2012.

“El deportista debe tener siempre el pensamiento positivo”

Aunque trataba de moverse, tras el accidente Juanjo llegó a pesar 100 kilos y no podía levantarse de una silla. Sin embargo su actual preparador le animó a subirse a la bici. “Tienes el miedo aquel de pensar ‘podré pedalear’” explica. “Pero luego das la primera pedalada y ves que sí, que te aguantas”. “Ahora si me quitas la bici, me matas”.

“Al principio sólo podía hacer cinco minutos y me paraba”, narra. “Al cabo de un mes ya eran diez minutos, y ahora estoy haciendo hasta seis horas diarias”.

“Un deportista tiene que salir siempre pensando que va a ganar. Luego puede quedar quinto, séptimo o el último, pero el pensamiento tiene que ser siempre positivo: que los vas a ganar, que los vas a matar. Estén enteros o no estén enteros, da igual. Da igual”, sentencia Juanjo.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información