Salud y tecnología

Gota: un dolor intenso causado por microcristales

La gota está causada por un alto nivel de ácido úrico en la sangre, que provoca el depósito de microcristales en las articulaciones, causando un dolor intenso

Se trata de una de las enfermedades conocidas desde hace más tiempo por la humanidad, habiendo registros de ella ya desde el antiguo Egipto. La gota está causada por el depósito de microcristales de ácido úrico, provocando una inflamación muy dolorosa.

Esto se debe a una hiperuricemia (excesivo ácido úrico en la sangre), ya sea porque el organismo produce más del que debe o porque su eliminación por parte del riñón ha disminuido. Se trata de una enfermedad que afecta cuatro veces más a los hombres que a las mujeres. Puede aparecer a cualquier edad, aunque suele aparecer en hombres de entre 35 y 50 años y a mujeres por encima del medio siglo.

La obesidad, la hipertensión arterial, la toma de ciertos fármacos y dietas ricas en carne roja, pescado azul o marisco pueden aumentar el riesgo de sufrirla. Existen dos variantes de la enfermedad: la gota primaria, cuando no existe una segunda enfermedad que la cause y que es la inmensa mayoría de casos; y la gota secundaria, cuando está causada por otra enfermedad, como la policitemia, leucemia, mieloma múltiple o la anemia hemolítica.

Síntomas de la gota

La gota se presenta en ataques bruscos que consisten en:

  • Dolor intenso de la articulación
  • Hinchazón
  • Cólicos nefríticos

La articulación afectada suele ser la primera metatarso-falángica del pie (el dedo gordo), pero también puede aparecer en otras articulaciones del pie, en los tobillos o -de forma menos habitual, en las rodillas o en las muñecas. En caso de acumularse los cristales en el riñón, puede causar cólicos nefríticos.

Las bolsas sinoviales y los tendones también pueden sufrir la inflamación, haciendo que aparezcanbursitis o tenosinovitis. En fases más avanzadas de la enfermedad, pueden aparecer tofos. Esto son depósitos voluminosos de cristales que forman nódulos duros.

Sin tratamiento, la enfermedad puede afectar de forma repetida a diversas articulaciones, limitando seriamente la movilidad del paciente y reduciendo su calidad de vida.

Tratamiento y prevención

La gota se trata con la administración de antiinflamatorios no esteroideos, colchicina o los dos. La dosis se reduce gradualmente hasta el cese total de los síntomas.

En caso de tener el nivel de ácido úrico alto, se debe reducir los alimentos ricos en purinas y, de haberlas, reducir la obesidad y la hipertensión. En caso de que las cifras sean muy altas se pueden recurrir a medicaciones como alopurinol o febuxostat.

 

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información