Salud y tecnología

Herpes, el virus que se esconde y reaparece

Dos tipos de virus causan el herpes simple, diferenciándose principalmente por el lugar al que afectan, pero teniendo una serie de características muy similares

En algún momento de su vida, el herpes afectará a un 45% de la población. El virus del herpes simple (VHS) tiene una habilidad especial, que es la de quedarse de forma latente en el organismo, sin generar síntomas durante años.

Pese a permanecer inactivo en el cuerpo durante todo este tiempo, el virus puede reactivarse y volver a replicarse en determinadas circunstancias, como el estrés, menstruación, por el efecto de rayos ultravioleta o distintos traumatismos.

Existen dos tipos de virus del herpes simple, que se distinguen fundamentalmente por la zona del cuerpo a la que afectan. El tipo I afecta a la parte superior del cuerpo, especialmente la cara, mientras que el tipo II se centra en la parte inferior, habitualmente los genitales.

VHS Tipo I

Se trata del virus que causa el herpes labial, y de los dos es el que tiene una mayor incidencia en la población. Suele aparecer especialmente en niños y en adolescentes, ya que a medida que se incrementa la edad crece la posibilidad de tener anticuerpos contra el virus. Tras la primera infección, este se muestra como inflamación de la mucosa de la boca y las encías.

El virus queda latente en las neuronas ganglionares y reaparece en forma de herpes labial debido a la exposición solar, la fiebre, el estrés o el uso de medicamentos que alteren los niveles de defensas. Alrededor de un 25% de los afectados tienen uno o dos episodios al año, pero menos grave que la primera manifestación.

VHS Tipo II

Este es el virus que habitualmente causa el herpes genital, con unos síntomas similares a los del herpes labial. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual, aunque si la madre tiene el virus activo durante el parto también puede contagiar al recién nacido (de conocerse esta circunstancia, siempre se efectuará una cesárea).

Se trata de una enfermedad que se contagia por el contacto de piel con piel. Esto puede ocurrir incluso cuando no hay síntomas en determinadas -periodos de reactivación asintomática-. En su periodo de latencia, este permanece oculto en los nervios de la base de la columna vertebral.

 

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

1 Comentario

Haz click para comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información