Salud y tecnología

Hernia de hiato: cuando el estómago se mueve de su sitio

hernia de hiato

La hernia de hiato puede producir ardor de estómago, carraspera y  asma bronquial. Se produce cuando el estómago se mueve por encima del diafragma.

El abdomen y el tórax están separados por el diagragma. Una parte de este músculo es el hiato diafragmático, que es el punto que separa el esófago del estómago. Sin embargo, si por alguna razón el estómago se desplaza hasta el tórax, la barrera no es efectiva y el contenido gástrico puede pasar al esófago, facilitando el reflujo. Esto se conoce como la hernia de hiato.

Se trata de una enfermedad que aparece especialmente a partir de los 50 años, aunque puede hacerlo en personas de cualquier edad y que por todo lo demás están sanas.

Síntomas y tipos de hernia de hiato

Los síntomas más habituales son:

  • Ardor o quemazón
  • Carraspera
  • Asma bronquial
  • Dificultad respiratoria

En algunos casos se pueden dar complicaciones según la severidad del reflujo gástrico, siendo el más habitual la esofagitis. Los síntomas pueden empeorar tras las comidas, así como por la noche o al flexionar el tronco.

Existen tres tipos:

  • La hernia deslizante, la más común y que supone el 90% de los casos. El final del esófago se mueve por encima del diafragma junto con una porción del estómago.
  • La hernia paraesofágica, en la que parte del estómago se va herniando a través del hiato diafragmático sin que haya movimiento de la unión gastroesofática.
  • El tercer tipo es una combinación de las dos anteriores.

Causas

Las causas de la hernia de hiato pueden ser múltiples, y en muchos casos aparece en sujetos que están totalmente sanos por lo demás.

  • Obesidad
  • Tos crónica
  • Sedentarismo
  • Estreñimiento
  • Posturas, como el doblarse con frecuencia o levantamiento constante de objetos pesados
  • Causas genéticas
  • Tabaquismo
  • Estrés

Tratamiento

La existencia de una hernia de hiato no requiere necesariamente un tratamiento, siempre que no existan posibles complicaciones. Alimentos como el chocolate, la pimienta o especias, la menta, las grasas, el café y las bebidas alcohólicas, así como el tabaco favorecen la relajación del esfinter y por lo tanto, el reflujo. Por lo tanto es recomendable evitarlas.

En caso de necesitarse un tratamiento farmacológico, se puede recurrir a antiácidos que neutralicen los ácidos del estómago, suponiendo un alivio rápido pero temporal. Los antisecretores, por su parte, inhiben su producción, logrando un alivio de los síntomas más duradero, si bien tarda más en notarse.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información