Salud y tecnología

Gimnasio en casa: ejercicios para hacer en tu salón

Gimnasio en casa

Mantenerse en forma sin salir de casa es posible con una serie de ejercicios para los que no hace falta ni equipamiento caro ni salir del hogar

Porque hace frío, porque llueve, o simplemente porque no nos apetece ir al gimnasio. Pero quedarse en casa no es sinónimo de no hacer ejercicio. Podemos mantenernos en forma desde nuestro hogar y no, tampoco hace falta gastar dinero en equipo ni en esos aparatos que se anuncian en televisión, cuya efectividad puede ser cuanto menos dudosa. Realizar ejercicios de gimnasio en casa de casa es posible.

Además, también tenemos multitud de aplicaciones para smartphones de nuestro lado, como Runtastic, Endomondo o Strava, que en muchos casos, además de monitorizar los kilómetros que corremos o las calorías que quedamos, también nos propondrán una serie de ejercicios que realizar en distintas situaciones.

Ejemplos de ejercicios de gimnasio en casa

  • Pecho y brazos: Coloca dos sillas a un metro de distancia y sitúate como si realizases flexiones de brazos, con las sillas a la altura del pecho. Mantén el cuerpo en posición diagonal respecto al suelo y realiza una serie de flexiones.
  • Piernas y glúteos: Olvídate del ascensor y aprovecha las escaleras. Sitúate a un metro del primer escalón y avanza con una zancada larga hasta subir una pierna al segundo escalón con el pie izquierdo. Luego repítelo con el pie derecho. Una vez en el segundo escalón, sigue el movimiento hasta ponerte de puntillas sin dejar que la parte superior del cuerpo rebase la vertical de la cadera y realiza el movimiento a la inversa. Repite este movimiento nueve veces.
  • Dorsales: Necesitaremos una mancuerna, o bien una botella o lata pesada. Nos sentaremos en una silla con la espalda recta y tiraremos de la botella asegurándonos que el codo roza nuestro cuerpo. Realiza unas catorce repeticiones.
  • Bíceps: Separando los pies a la altura de los hombros, pasa una toalla por debajo del pie y agarra ambos extremos con la misma mano, con la palma orientada a nosotros, y tira hacia el hombro. Esto hará que el bíceps se tense sin moverlo. Mantén la postura un minuto.
  • Abdominales: Colócate en el suelo y túmbate boca arriba con las manos a los dos lados y las piernas estiradas. Con las rodillas rectas, levanta las piernas hasta lograr un ángulo de 45 grados. Aguanta unos segundos y desciende lentamente. Repite el proceso doce veces.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información