Salud y tecnología

Ganar flexibilidad: ¿Para qué sirve y cómo lo hago?

ganar flexibilidad

Ganar flexibilidad tiene numerosas ventajas, como reducir las posibilidades de lesión, y hay diversas formas de lograrlo, como por ejemplo la práctica de pilates

Junto a la fuerza y la velocidad, la es una de las principales cualidades de un deportista. Sin embargo, al contrario que las otras, la flexibilidad es una de las pocas características físicas que van decreciendo, poco a poco, a medida que crecemos.

Mejorar nuestra flexibilidad tendrá numerosos beneficios sobre nuestro rendimiento deportivo, como por ejemplo reducir el número de lesiones que podamos sufrir, como sobrecargas musculares o articulares. Hasta hace poco se creía que la única forma de hacerlo, pero en los últimos años han aparecido técnicas nuevas.

Los riesgos de hacer deporte sólo el fin de semana

Ventajas de ganar flexibilidad

  • Menor riesgo de lesión: Es seguramente la ventaja más importante de ganar flexibilidad. La capacidad de los músculos aumenta, permitiendo movimientos más amplios, así como mayor carga y tiempo de entrenamiento.
  • Aumento del recorrido de las articulaciones: Algunos deportes como el fútbol incluyen gestos que fuerzan las articulaciones hasta sus límites. Una mejora de la flexibilidad no sólo permitirá evitar lesiones, también mejorar la técnica.
  • Disminución del desgaste de las articulaciones: La pérdida gradual de flexibilidad facilita la aparición de enfermedades que afectan a músculos y huesos. Un buen trabajo en este campo ayuda a retrasarlas.

Cómo ganar flexibilidad

Una sesión de estiramientos después de la sesión de entrenamiento es un buen punto de partida desde el que mejorar -además relajará los músculos-, pero también hay otros ejercicios que te permitirán alcanzar tu objetivo:

  • Pilates: Este tipo de ejercicio tan en boga exige una serie de movimientos continuos realizados de forma continua, lo que tiene una repercusión positiva en la flexibilidad.
  • Estiramientos dinámicos: Estos ejercicios logran estirar los ligamentos de forma dinámica, pero es recomendable comenzar de forma estática y calentar muy bien para evitar lesiones.
  • Entrenamiento funcional: Estos ejercicios se centran en movimientos naturales que no se centran en ningún movimiento concreto, y que también permiten ganar estabilidad corporal.

Trucos para empezar a correr

Por otro lado, debes tener en cuenta que la inactividad física reduce la flexibilidad y que la flexibilidad necesita de fuerza muscular para llegar a su máximo. Además, la grasa corporal también puede limitar la capacidad de movimiento y de flexionarse del cuerpo.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información