Historias

Frédéric Sausset: las 24 horas de Le Mans sin brazos ni piernas

Una infección bacteriana le tuvo un mes en coma y obligó a amputarle los brazos y las piernas. Eso no  impidió a Fréderic Sausset correr las 24 horas de Le Mans

Todo empezó con un simple corte en un dedo. Un rasguño aparentemente inocuo que estaría curado en un par de días. Fréderic Sausset estaba de vacaciones en Las Landas, en julio de 2012 cuando ese arañazo sirvió de puerta de entrada a una bacteria que a punto estuvo de acabar con su vida y obligaría a amputarle los brazos y las piernas.

Las 24 Horas de Le Mans es la prueba de resistencia más prestigiosa del mundo, y todo un mito dentro del mundo del automovilismo. Una carrera creada para poner a prueba la resistencia de las máquinas, frente a otro tipo de competiciones que se centran en lograr el coche más rápido. El vencedor no es el más veloz, sino quien logra cubrir una mayor distancia después de 24 horas dando vueltas a los 13.629 metros del circuito.

Aprender a conducir Fréderic Sausset

Con 43 años, pasó un mes en coma, en el Hospital de Bayona y después en el Universitario Regional de Tours. La infección derivó en septisemia necrosante que obligó a los médicos a amputarle las piernas a la altura de las rodillas y los brazos a distintos niveles. La decisión le salvó la vida, pero todo cambiaría desde entonces.

Uno de los primeros retos a los que se enfrentó era aprender a conducir sin brazos ni piernas y sin hacerlo con un joystick. Pero su idea iba mucho más allá, incluso cuando estaba en el hospital. Christophe Tinseau, amigo de Sausset y piloto, fue el primero en oírlo: correr las 24 horas de Le Mans.

El Garaje 56

Tinseau logró la colaboración de Nissan, y logró modificar un Morgan de categoría LMP2 a las necesidades de su compañero. Con cambio automático, inserta una de sus extremidades en una prótesis que le permite girar el volante, mientras que el acelerador y el freno los maneja desde el muslo.

Había que subirlo a una grúa desde la que se le introducía en la cabina del piloto. Cuatro años después de la enfermedad, y tras participar en otras pruebas como las 6 horas de Barcelona y las 6 horas de Motorland. Sausset logró acceder al Garaje 56, plaza que la organización reserva a un equipo que se enfrente a un desafío técnico o humano, aunque no se ajuste a la normativa de la competición.

El pasado 19 de junio, Sausset se convirtió en el primer piloto sin brazos ni piernas en completar la prueba en el puesto 38, tras dar 315 vueltas al circuito junto sus compañeros, su amigo Tinseau y Jean-Bernard Bouvet. Cumplió su sueño, y se convirtió en uno de esos héroes que demuestran que todo es posible con el esfuerzo necesario. Y después, volvió a la realidad de su tienda de ropa.

 

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información