Salud y tecnología

Fibrosis quística: cuando tus propias mucosidades son el enemigo

fibrosis quistica

La fibrosis quística es una enfermedad genérica incurable que causa que las secreciones del cuerpo sean más espesas, causando infecciones y obstrucciones

En España afecta a un caso de entre cada 5.000 nacidos y sin embargo, es una gran desconocida. Hoy 8 de septiembre se celebra el día mundial de la fibrosis quística, una enfermedad genética, hereditaria y que afecta principalmente a los pulmones, pero también a otros órganos como el aparato digestivo. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, si bien en los últimos años la esperanza de vida y su calidad se ha extendido notablemente.

La fibrosis quística está causada por una mutación que afecta a una proteína, la CFTR, que se encarga del transporte del cloro a través de la membrana de las células. Esto causa una disminución en la secreción de agua, que se traduce en unas secreciones de mayor viscosidad y más difíciles de eliminar y que pueden obstruir los conductos.

Síntomas de la fibrosis quística

La fibrosis quística es una enfermedad que hace su aparición a muy temprana edad. Sus síntomas son variados, ya que pueden afectar a una gran variedad de órganos.

  • Tos con expectoración y enfermedades infecciosas respiratorias frecuentes
  • Sinusitis, rinusitis y poliposis nasal
  • Sudor salado
  • Mala absorción de los nutrientes, lo que puede generar desnutrición
  • Infertilidad en los hombres y baja fertilidad en las mujeres

La enfermedad afecta de distintas maneras a los distintos órganos. Por ejemplo, la mucosidad más densa de los pulmones atrapa los gérmenes igual que lo haría en el caso de una persona sana. Sin embargo, en el caso de una persona con fibrosis quística, la mucosidad no se expulsa con tanta facilidad y permanece en el cuerpo, infectando los pulmones. En el páncreas, las secreciones espesas obstuyen los conductos que llevan las encimas digestivas al intestino, dificultando la absorción de los alimentos, especialmente de las grasas.

Pronóstico y tratamiento

A pesar de que en los últimos años la esperanza de vida, así como su calidad, ha mejorado notablemente, superando los cuarenta años, el pronostico sigue siendo malo. Sin embargo, un diagnóstico precoz puede ser vital para asegurar un mejor desarrollo de la enfermedad.

Hoy por hoy la fibrosis quística es una enfermedad incurable. Todos los tratamientos actuales están enfocados a paliar los síntomas de la afección. Según los órganos afectados, el tratamiento puede ir desde fisioterapia para ayudar a expulsar las mucosidades a la ingesta de suplementos vitamínicos o encimas que ayuden a la digestión. El ejercicio físico está recomendado para los pacientes de fibrosis quística, ya que ayuda a mantener los pulmones limpios.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

1 Comentario

Haz click para comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información