Salud y tecnología

Dormir mucho el fin de semana reduciría el riesgo de diabetes

reducir el riesgo de diabetes

La falta de sueño reduce la sensibilidad a la insulina, pero recuperarlo el fin de semana los normaliza y puede reducir el riesgo de diabetes

La diabetes ya se ha convertido en una de las principales causas de muerte en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud en 2014 más de 10.400 personas fallecieron en España a causa de la diabetes, mientras que otros 28.000 decesos se atribuyeron a altos niveles de glucosa en sangre. La buena noticia es que dormir mucho durante el fin de semana reduce el riesgo de diabetes.

La falta de sueño es uno de los muchos factores que aumentan las posibilidades de sufrir esta enfermedad, ya que la falta de sueño reduce la sensibilidad a la insulina, lo que el cuerpo metaboliza peor el azúcar. Es uno de los muchos motivos por los que deberíamos dormir las horas adecuadas, sin embargo en muchas ocasiones el ritmo de vida nos lleva a no hacerlo.

Recuperar el sueño perdido para reducir el riesgo de diabetes

Por suerte, la falta de sueño durante la semana puede ser recuperada el fin de semana. Esa es la conclusión a la que ha llegado un estudio de la Universidad de Chicago, realizado con 19 hombres sanos. A los participantes se les permitió dormir ocho horas y media durante cuatro días, mientras que durante los cuatro siguientes se les interrumpía el sueño a las cuatro horas y media, y aunque seguían en la cama no se les permitía volver a dormir.

Finalmente, se les permitió dormir todo lo que quisieran durante dos días, en lo que invirtieron una media de 9,7 horas. Tras esta cura de sueño, se les realizó un análisis de sensibilidad a la insulina, que mostraron que esta había disminuido un 23% durante los días de privación de sueño -lo que aumenta un 16% el riesgo de padecer diabetes-. Sin embargo, tras dormir durante dos días los niveles de sensibilidad y el riesgo de desarrollar diabetes volvieron a lo normal.

Otros efectos de la falta de sueño

Además, los investigadores descubrieron que durante los días de falta de sueño los voluntarios tendían a comer más, y además alimentos dulces y grasos, lo que también aumentaría el riesgo de sufrir diabetes y otras enfermedades.

Se trata de un estudio realizado en un periodo muy corto, y habría que esperar a obtener datos sobre los efectos de la falta de sueño en la sensibilidad a la insulina a largo plazo y si se puede recuperar de forma tan rápida, sin embargo, de momento es una gran noticia para los dormilones de fin de semana.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

1 Comentario

Haz click para comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información