Salud y tecnología

¿Sabes cómo puedes donar médula?

Donar médula

Donar médula puede salvar la vida a algunas de las 5.000 personas que cada año son diagnosticadas de leucemia. Se trata de una donación sin riesgo y que el cuerpo regenera al 100%

España siempre ha sido uno de los líderes mundiales en materia de donación de sangre y órganos. Donar médula puede ayudar a gente que sufre determinadas enfermedades tan graves como la leucemia. Cada año 5.000 personas son diagnosticadas con esta enfermedad en España, de las cuales muchas necesitarán transplante de médula. Sin embargo, tres de cada cuatro no encontrarán médula compatible.

Donar médula no tiene nada que ver con la médula espinal, se refiere a la médula ósea, el lugar donde se generan las células de la sangre. En muchos casos, los pacientes de leucemia necesitan sustituirla por células sanas.

Resonancia magnética ¿Cómo funciona y para qué sirve?

Se trata de una donación que no tiene riesgo para el donante, más allá de la anestesia, ya que las células de la médula se regeneran completamente. Para poder donar es necesario tener entre 18 y 55 años y gozar de buena salud general. En la Fundación Josep Carreras y en la Organización Nacional de Transplantes puedes informarte de dónde dirigirte para inscribirte como donante.

¿Cómo se dona médula ósea?

Hay dos formas de donar progenitores hematopoyéticos:

  • Donación de médula ósea: La donación se realiza mediante la extracción, con una jeringuilla, de una pequeña cantidad de sangre medular desde la parte posterior del hueso de la cadera. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general o epidural, y no conlleva más riesgos que el de la propia anestesia.
  • Donación de sangre periférica: Otra opción es la donación de progenitores hematopoyéticos (células madre), para la que se necesita administrar cuatro o cinco inyecciones subcutáneas de factores de crecimiento hematopoyético. Esto hace que los progenitores hematopoyéticos de la médula pasen a la sangre. Esta donación no requiere anestesia.

¿Qué efectos secundarios puede tener?

Donar médula apenas tiene efectos secundarios más allá de los que pueda producir la anestesia. Tras la extracción se puede notar un ligero dolor en la zona de la punción, pero que desaparece en cuestión de días.

En el caso de la sangre periférica, puede aparecer un dolor generalizado en huesos y músculos, causando una sensación similar a la gripe. Se trata de un efecto derivado de los factores de crecimiento hematopoyético y que apenas se extenderá unos días. No hay riesgos importantes de la extracción.

Bacterias magnéticas como alternativa a la quimioterapia

¿Seguiré registrado tras la donación?

Tras donar médula de forma directa, quedarás suspendido del registro de donantes durante un año, periodo tras el cual se volverá a activarte. En cambio, si donas sangre periférica dejarás de figurar como donante, tal y como indica la normativa española, y sólo volverás a ser reactivado si el mismo paciente vuelve a requerir una donación.

En ambos casos podrás volver a realizar donaciones en caso de que un familiar lo requiera.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información