Salud y tecnología

¿Cuándo realizar estiramientos? ¿Antes, durante o después del ejercicio?

Cuándo realizar estiramientos

Estirar antes, durante o después del entrenamiento afecta de forma distinta al músculo, igual que si realizas estiramientos dinámicos o estáticos

Ya sea para ganar flexibilidad o para calentar, los estiramientos son una parte fundamental del entrenamiento. Sin embargo, no todas las formas de estirar tienen los mismos efectos ni la situación del músculo es la misma antes o después de la actividad física. La gran duda es en qué momento conviene más realizar cada tipo de estiramiento.

Hay tres momentos en los que podemos realizar estiramientos: antes de entrenar, durante el entreno o después. Esto es lo que debes hacer en cada momento.

Ganar flexibilidad: ¿Para qué sirve y cómo lo hago?

Estiramientos antes de entrenar

Los estiramientos realizados antes de comenzar la actividad física deben ir dirigidos principalmente a calentar. El objetivo es preparar el músculo para el ejercicio que vendrá a continuación, aumentando su temperatura y la circulación de sangre de forma progresiva. Evitando una actividad intensa, con ejercicios de entre siete y diez segundos sin realizar series.

Los ejercicios deben ser pasivos, aprovechando la gravedad y el peso del cuerpo. Dependiendo del tipo de actividad, deberás poner énfasis en diferentes zonas, pero siempre calentando los principales grupos musculares. Es habitual, por ejemplo, que algunos corredores calienten el tren inferior pero se olviden del superior, lo que puede desembocar en lesiones de espalda.

Estiramientos durante la actividad física

Ya en pleno entrenamiento también podemos aprovechar pausas en la actividad para realizar ejercicios de flexibilidad. Sin embargo, debemos tener cuidado con qué hacemos ya que según el tipo de actividad que realicemos convendrá no fatigar en exceso determinados músculos.

En este momento es recomendable realizar estiramientos dinámicos, aprovechando el movimiento de las articulaciones para mover suavemente los músculos. Este tipo de ejercicios no sean óptimos para ganar flexibilidad, sí son útiles para evitar que el músculo se enfríe en estas pausas.

Estiramientos tras la actividad física

Es un hábito muy habitual que después de entrenar es realizar algunos ejercicios de flexibilidad. Aunque es algo que puede tener efectos positivos, pero -como ocurre con los estiramientos durante el entrenamiento- debemos tener cuidado con lo que hacemos para no dañar un músculo fatigado.

Estirar los músculos que hemos trabajado mejorará el flujo sanguíneo, lo que ayudará en la recuperación. Se recomienda un ejercicio moderado y pasivo, similar al calentamiento. No se debe forzar el músculo, el objetivo en este momento debe ser disminuir la tensión de los músculos y que vuelvan a su estado original.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información