Historias

Collin Clarke, el primer culturista son síndrome de Down

Collin Clarke, el primer culturista son síndrome de Down

A pesar de que el síndrome de Down causa flacidez muscular, Collin Clarke ha logrado convertirse en culturista profesional tras perder 27 kilos y ganar masa muscular

Trabajar de recepcionista en un gimnasio fue el principio de un viaje que llevó a Collin Clarke a donde jamás había imaginado. Tras mudarse de Virginia a Indiana, encontró trabajo con 22 años en Bob’s Gym North, donde solía pasear por las salas y hasta que las pesas llamaron su atención.

Así conoció al que más tarde se convertiría en su entrenador: Glenn Übelhör. Tras un entrenamiento, Glenn estaba mirándose al espejo, comprobando su musculatura. Al verlo, Collin se dio cuenta de que era exactamente lo que quería hacer. Cambió de estilo de vida, mejoró su alimentación y comenzó a hacer ejercicio. En poco tiempo se convertiría en el primer síndrome de Down culturista profesional.

Hipotonía muscular, el primer reto de Collin Clarke

Collin logró perder 27 kilos, pero por el camino tuvo que hacer frente a barreras impuestas por su alteración genética. La hipotonía muscular es una de las características que presentan las personas con síndrome de Down, y se trata de flacidez en el tono de los músculos y ligamentos.

Se da habitualmente en las articulaciones del cuello y columna, aumentando el riesgo de luxación ya que estas están más sueltas de lo que deberían. Por eso es uno de los aspectos que se suele trabajar en la atención temprana de los síndromes de Down.

El salto al culturismo profesional

Con esfuerzo y disciplina, Collin fue capaz de ganar suficiente masa muscular como para participar en la Kentucky Muscle en noviembre 2015. Quedó quinto en la categoría de debutantes, a pesar de partir con una desventaja notable con respecto a sus competidores, además de lograr un premio especial a la historia más inspiradora.

Según su madre, Jodie Clarke, “la preparación le dio confianza e independencia y aspectos que antes le preocupaban pasaron a ser secundarios. Tras su gesta, puso en marcha junto a su entrenador Collination, una organización dedicada a inspirar a las personas con necesidades especiales para que persigan sus sueños, además de proporcionarles programas de ejercicio.

Se trata de un ejemplo más de los grandes beneficios que puede traer el deporte a la hora de aumentar la autoestima, además de la capacidad de los síndromes de Down para llevar a cabo cualquier cosa que se propongan.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información