Historias

Cuando el cáncer de mama no te roba la esperanza

cáncer de mama

Las historias de Frances y de Cecilia muestran la importancia de un diagnóstico precoz del cáncer de mama, algo que permite una supervivencia del 90%

Frances Busta llevaba ya un año luchando contra el cáncer, el tumor cerebral que sufría su marido Jim, cuando una mamografía rutinaria reveló un bulto extraño en su pecho. Quiso pensar que no sería nada, pero las pruebas mostraron que sufría cáncer de mama en estadio tres.

La primera reacción de Frances fue pensar en su marido. “Quería eliminar aquello de mi cuerpo lo más rápido posible para poder cuidar de mi marido”.  Y lo hizo. Ella y su marido se cuidaron mútuamente, pero cuando su marido empeoró y el cáncer le impidió caminar, Frances estuvo ahí para encontrar un fisioterapeuta que logró que pudiera dejar la silla de ruedas. Y juntos llegaron a celebrar los 35 años de matrimonio.

La detección precoz del cáncer de mama, vital en el tratamiento

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial del cáncer de mama para concienciar de la importancia de realizarse revisiones rutinarias. Se trata del tipo de cáncer más habitual en mujeres, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. Sin embargo, la supervivencia alcanza el 90% si se detecta con la suficiente antelación. Por eso hay que estar atentos a determinados síntomas

  • Un bulto pequeño o una masa en la mama
  • Cambios en la forma y volumen de la mama
  • Retracción y eccema del pezón
  • Secreción de sangre del pezón
  • Tonalidad naranja de la mama
  • Dolor en la mama (habitualmente es por otra causa, pero puede ser un aviso)

Se debe prestar especial atención cuando se está dentro del grupo de riesgo, como tener dos familiares directos que hayan sufrido la enfermedad -sobre todo su uno es varón o apareció antes de los 35-, si has tenido la menstruación de forma precoz (antes de los 12 años) o una menopausia tardía (después de los 55), o si el primer embarazo se ha dado después de los 30.

Cuando la enfermedad golpea temprano

El cáncer de mama es una enfermedad que suele aparecer a después de los 50 años, sin embargo, puede hacerlo mucho antes. Es el caso de Cecilia. Con sólo 23 años notó un bulto en el pecho, pero no le dio mayor importancia ya que había tenido quistes en el pasado. Sin embargo, unos meses después en una revisión rutinaria, el médico la envió a un especialista, que la diagnosticó con cáncer de mama de estadio 0.

Cecilia tomó una decisión dura, que es apostar por una doble masectomía. Sin embargo, debido a su edad el cáncer era agresivo, por lo que tuvo que pasar también por un tratamiento de quimioterapia. Sin embargo, a pesar de todo por lo que tuvo que pasar, hoy está recuperada y su pelo crece de nuevo. El cáncer se ha ido, pero ella sigue aquí.

A través de ACUNSA, los asegurados pueden acceder en Clínica Universidad de Navarra a novedosos tratamientos médicos y ensayos clínicos que ninguna otra Compañía de seguros de salud garantiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información