Salud y tecnología

Bacterias magnéticas como alternativa a la quimioterapia

alternativa a la quimioterapia

Las bacterias capaces de guiarse por campos magnéticos pueden convertirse en una alternativa a la quimioterapia, llevando la medicación hasta el centro del tumor

La lucha contra el cáncer es una de los principales terrenos de batalla de la investigación médica. Una de las prioridades es encontrar una alternativa a la quimioterapia que sea efectiva en la lucha contra los tumores y que no tenga tantos efectos secundarios, lo que supondría una mejora notable en la calidad de vida de los enfermos. Un estudio sugiere una nueva vía: las bacterias magnetotácticas.

Estas “bacterias magnéticas” contienen magnetosomas, entre 15 y 20 cristales de magnetita situados a lo largo de la pared de la célula que les permite detectar campos magnéticos y orientarse gracias a ellos, principalmente el campo magnético de la Tierra.

La inmunorerapia: Un pequeño paso hacia la vacuna contra el cáncer

Guiar a las bacterias hasta el tumor

Esta habilidad puede ser de gran utilidad en la lucha contra un cáncer, como ha determinado un estudio que han llevado a cabo desde la Universidad McGill, la Universidad de Montreal y el Polytechnique de Montreal, ya que permite a los médicos crear campos magnéticos que lleven a estas bacterias hasta el tumor, a donde podrían llegar cargadas de medicinas con las que atacar el tumor.

Además, esta vía de investigación ofrece otra ventaja. Las células de cuerpos cancerosos son distintas a las del resto del cuerpo, siendo una los bajos niveles de oxigeno una de las principales diferencias. Estas células tienen a buscar, precisamente, lugares con poco oxígeno.

Cápsulas con fármacos

Las bacterias irían con cápsulas cargadas con medicamentos antitumorales. Una vez inyectadas en el cuerpo del paciente, se usaría el campo magnético para guiarlos hasta el tumor. Una vez allí, este se desactivaría y se dejaría que ellas mismas, con su capacidad para buscar zonas con poco oxígeno, buscasen el centro de la masa tumoral.

Terry Fox: la maratón de la esperanza

Esto permitiría reducir el impacto de la medicación en las células sanas, limitando su impacto. Sin embargo, este no afectaría a otros tumores que puedan aparecer en otras zonas del cuerpo y que no se hayan detectado. Se trata de un método experimental y al que le hace falta más investigación, pero que muestra un gran potencial para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información