Salud y tecnología

Anton van Leeuwenhoek, el descubridor los gérmenes

Anton van Leeuwenhoek

Anton van Leeuwenhoek, es la primera persona en observar y describir microorganismos. Sus descubrimientos facilitaron que tengamos vacunas y antibióticos

Los gérmenes son uno de los mayores peligros para la salud de los humanos. Desde bacterias hasta virus, pasando por hongos y parásitos, esperan la menor oportunidad para convertir nuestros cuerpos en sus hogares, causando serio daño. A lo largo de la historia han causado serias pandemias, como la peste negra que acabó con casi un tercio de la población europea en el siglo XIV. Su descubrimiento facilitó enormes avances en la lucha contra ellos. El responsable: Anton van Leeuwenhoek.

La idea de que los seres vivos están compuestos por pequeñas estructuras invisibles a simple vista tenía ya siglos cuando van Leeuwenhoek nació en Delft (Países Bajos) el 23 de octubre de 1632. El filósofo griego Demócrito ya teorizó sobre ellas, uniendo átomos y células en un mismo concepto. Incluso Leonardo Da Vinci planteó la necesidad de utilizar lentes de aumento para investigar las estructuras vivas.

Los antecedentes de Anton van Leeuwenhoek

El descubrimiento del holandés no hubiera sido posible sin las ideas del genio italiano, que llevaron a Zacharias Jansen a inventar el microscopio. El siguiente descubrimiento en el que se cimentó la investigación de Leeuwenhoek fue el de la célula, en 1665. Robert Hooke observó a través de un microscopio de 50 aumentos un trozo corcho y acuñó el término “célula“, tras observar las estructuras octogonales del vegetal muerto.

Desde muy joven, Anton van Leeuwenhoek se dedicó al comercio de telas. Comenzó a utilizar lentes de aumento para observar mejor la estructura de los tejidos. Con una economía saneada gracias a la herencia familiar, aprendió a construir microscopios él mismo, llegando a desarrollar uno de 200 aumentos.

Descubrimientos recibidos con escepticismo

En una carta dirigida a la Royal Society británica, con fecha del 7 de septiembre de 1674, describe por primera vez una serie de microorganismos que encontró en el agua de un lago cercano a Delft. Los científicos de la época fueron muy escépticos ante lo que aseguraba el holandés, aunque recibió el apoyo de algunos colegas como Robert Hooke. En 1677 describe, por primera vez en la historia, a los espermatozoides. Van Leeuwenhoek observó y describió también los glóbulos rojos y el riego sanguíneo y los capilares, tanto en animales como en el ser humano.

Gracias a sus descubrimientos se le considera el padre de la microbiología, y abrió el camino a otros descubrimientos que han ayudado enormemente a mejorar la salud de las personas, como los antibióticos y las vacunas. Murió a los 90 años en Delft, tras más de 500 cartas a diversas sociedades científicas notificando sus descubrimientos.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información