Salud y tecnología

El mal uso de los antibióticos, problema global

El mal uso de los antibióticos, problema global
Actualmente, el problema no está en la inexistencia de antibióticos nuevos, si no que no hay antibióticos de familias nuevas. Solo existen mejoras sobre los fármacos que ya utilizábamos y esos, ya los conoce el organismo

La resistencia a los antibióticos se produce cuando las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos. Estas bacterias resistentes pueden causar infecciones tanto en el ser humano como en los animales, aunque en estos son más difíciles de tratar que las causadas por microorganismos no resistentes.

El Dr. José Luis del Pozo, director del Servicio de Microbiología Clínica y del Área de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Universidad de Navarra explica que: “estamos pagando el precio del mal uso que hemos hecho de los antibióticos en los últimos 25 años”.

“El problema es complejo, porque hasta ahora se decía que hay resistencia porque se venden los antibióticos sin receta en la farmacia, porque los pacientes no completan el tratamiento, porque como los antibióticos los utiliza cualquier especialista, quizá hay especialistas que no tienen el conocimiento adecuado… en realidad se trata de un problema de salud global”, continúa.

La OMS hace un llamamiento

La Organización Mundial de la Salud afirma que se trata de una de las mayores amenazas para la salud mundial. De hecho un creciente número de infecciones, como la neumonía, la tuberculosis, la septicemia o la gonorrea, son cada vez más difíciles (y a veces imposibles) de tratar, a medida que los antibióticos van perdiendo eficacia.

En su llamamiento la OMS es muy clara, si no se toman medidas urgentes, el mundo está abocado a una era post-antibióticos en la que muchas infecciones comunes volverán a ser potencialmente mortales.

¿Cuáles son las infecciones más difíciles de combatir?

El Dr. Del Pozo explica que las peores son las que se contraen en los hospitales, las llamadas infecciones nosocomiales, es decir, las que ocurren tras complicaciones de una intervención quirúrgica. “Ha mejorado mucho la tasa de vida, los pacientes oncológicos sobreviven más tiempo, y eso hace que tengamos una población de un riesgo especial”, añade.

De hecho, las infecciones quirúrgicas, causadas por bacterias que penetran a través de la herida, ponen en peligro la vida de millones de pacientes cada año, y contribuyen a la propagación de la resistencia a los antibióticos.

En definitiva, se está poniendo en riesgo los logros de la medicina moderna. Dada la facilidad y la frecuencia con que se desplazan ahora las personas, este es un problema de dimensiones mundiales.

Solo ACUNSA puede ofrecerle la última tecnología médica de Clínica Universidad de Navarra y darle acceso a otra forma de hacer medicina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Infórmese sin compromiso sobre las pólizas de salud de ACUNSA
Solicite información